Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Un día de juego

| Jueves 09 octubre, 2008



Un día de juego

Los torneos son los encargados de activar el sentido de competencia en los niños

Dinia Vargas
[email protected]

Por los diferentes campos del país muchos niños y niñas empiezan a dar sus primeros pasos en el golf, gracias a las clínicas que se imparten de este deporte, y es ahí donde se siembra la semilla para que cada vez más pequeños ingresen a este mundo y se apasionen.
En las clínicas los niños aprenden los principios básicos del golf, el grip, la posición y el swing; sin embargo, las competencias son las que les permiten tener un roce.
En el campo de golf Monterán los niños acuden a las clínicas y cada mes pueden disfrutar de un torneo, este es uno de los aspectos que más disfrutan, como lo comentaron a LA REPUBLICA.
“Uno puede compartir con amigos, y también competir para ver quien puede ganar. Pero también nosotros sabemos que tenemos que dar muchas vueltas al campo para poder ganar estos torneos”, aseguró la niña María Fernanda Mojia, de 11 años.
Además, Mojia, quien ganó en
su categoría, dijo que las clases le ayudan a corregir errores que comete a la hora de jugar, para poco a poco ir creciendo en su juego.
Según Reymer Araya, encargado de impartir las clínicas y organizar los torneos, lo que se busca con estos es que los niños vayan adquiriendo el sentido de competencia.
“Los torneos son fundamentales para darles la competencia que les permita ver en cuál nivel se encuentran y busquen progresar, eso se va dando con el tiempo”, manifestó Araya.
Andrés Fonseca, de 11 años, quien apenas tiene cuatro meses de jugar golf, expresó que las clínicas le han ayudado a mejorar su concentración. “En los torneos me divierto mucho y mejoró mi concentración pues el golf es un deporte de paciencia”.
Andrés Pombo, quien tiene solo ocho años de edad y ya lleva tres años en el mundo del golf, afirma que las clases le han despertado una pasión por querer estar en el campo. “Me gusta estar en el campo y las clases me enseñan a hacer el swing bien”.
Para Araya, lo principal es que las clases ayuden a los niños a crear su propio swing, que no se preocupen por los errores que cometen, mientras los torneos son un complemento de las clínicas.
A pesar de esto, Araya insiste en que el tiempo que los niños pueden practicar solos es lo que más les ayudará a crecer. “Lo esencial es que lo niños vengan y practiquen solos, eso es lo que los lleva a vencer, y los torneos nos ayudan para que ellos mismos se den cuenta que tienen que venir y practicar”.


Ticos no dan una

Dinia Vargas
[email protected]


La posibilidad de lograr uno de los tres boletos que llevan al Mundial que se disputará en Hills China, se aleja cada vez más para el equipo costarricense.
Los golfistas Roy Vargas y Juan Marín, en su segunda ronda de competencias de la Copa de Naciones, que se disputa en el Caracas Country Club, jugando bajo el formato de golpes alternativos (foursome), terminaron con 74 golpes, para seguir en la última casilla, al sumar 146 golpes, para un +4.
El primer lugar sigue siendo comandado por la pareja colombiana de Alvaro Pinedo y Juan Martín Hoyos, quienes acumularon un score de 129 golpes.
La escuadra nacional buscará escalar posiciones, hoy, en la tercera ronda bajo el formato de fourball, mientras que la última ronda será mañana y ahí se definirán los tres clasificados al Mundial.

Consulta: www.tourdelasamericas.com