Enviar
Un canto a lo cotidiano


Erick Gil Salas quiso transformar en poesía lo cotidiano y les canta a la lluvia, al bastón, al vendedor de copos y al herrero, al abuelo y a las ranas, entre muchas otras cosas en las que ha puesto su mirada y su sensibilidad el poeta. Su poema “La araña” dice: “La araña es una arquitecta del aire, quizá un sastre con sus ovillos siempre listos/ Al menor tremolar llega presurosa a devorar su presa en el parido telar de su vientre./ Suele ocupar el centro de su giba para que graviten los cristales del rocío, en secreto contubernio con los pinos./ La araña, si quisiera, podría ganarse la vida como trapecista en el circo de las hormigas”.


“Las voces, los oficios y otras cosas”
Editorial Costa Rica
2253-5354
Librerías Internacional
¢2.300
Ver comentarios