Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Nueva ley de empleo público irá al Congreso a finales de año

Un 10% del presupuesto 2019 se irá en incentivos salariales

MEP y Poder Judicial son los que más distribuyen estos beneficios

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Jueves 13 septiembre, 2018

Dinero
Shutterstock/ La República


El Gobierno central deberá pagar por concepto de incentivos salariales alrededor de ¢1,13 billones, si el presupuesto de 2019 es aprobado por los diputados tal y como se presentó.

Eso representa el 10% de los recursos, mientras que el pago por amortizaciones e intereses en la deuda será la partida con mayor proporción con un 41,6% (¢4,5 billones). {link1}

Los incentivos crecieron en casi ¢11 mil millones, con respecto al presupuesto de este año.

El Ministerio de Educación y de Poder Judicial son los que distribuyen la mayor cantidad de incentivos.

Justicia y Seguridad son parte también de los que suman más dinero en la partida de beneficios.

Los incentivos son una proporción importante de lo que el gobierno paga en salarios, representan un 42,7% del total de dinero que se destina a remuneraciones. {link2}

Anualidades, carrera profesional, dedicación exclusiva, zonaje, prohibición, disponibilidad, retribución por años servidos y salario escolar son parte de los beneficios que se cancelan por concepto de incentivos.

Muchos de estos privilegios se regulan con la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, sin embargo, otros requieren una nueva ley de empleo público que tanto el sector empresarial como los diputados de oposición vienen solicitándole al Gobierno.

La presentación se haría a finales de este año, tal y como el presidente Carlos Alvarado se comprometió en una reunión con la fracción de Liberación semanas atrás.

La reforma fiscal actual buscará rebajar a la mitad la dedicación exclusiva, limita la cesantía a ocho años, elimina las diferencias entre los diversos regímenes de remuneraciones de las entidades públicas, las anualidades deberán ser del 1,94% (ya no de un 4,5% o 6% como existe en algunas instituciones y serán por un monto fijo.

Dichos cambios motivaron al sector sindical a manifestarse en las calles esta semana en una huelga indefinida y a los empresarios a decirle al Gobierno que apoyan la reforma fiscal, siempre y cuando no se olviden de la agenda para reducir el gasto público en un corto plazo.


Distribución de incentivos


El Ministerio de Educación, así como el Poder Judicial, son las dos entidades a las que se les entrega una mayor partida por incentivos, esto porque agrupan una importante cantidad de trabajadores (cifras expresadas en miles de millones de colones).

Fuente: Hacienda

Gráfico


Lo más grande del salario


Incentivos es la porción más grande en los salarios con cargo al presupuesto.
Al revisar la composición de las remuneraciones, los incentivos se llevan más del 42%.

*Pago patronal seguridad social y pensiones
Fuente: Hacienda

gráfico


Freno a beneficios


Empresarios y diputados consideran que los incentivos son buenos, pero no deben ser desproporcionados como los que se otorgan en la actualidad.

Lilliana Aguilar

Presidenta
Asociación de Importadores de Vehículos

Nosotros consideramos que es necesario un recorte en los gastos públicos reales. Se requieren reformas constitucionales porque hay gastos fijos en el presupuesto y un mayor control de la ejecución de esos proyectos. No se pueden pagar montos millonarios en asesorías.

Gonzalo Delgado

Presidente
Unión de Cámaras

La reforma fiscal es un buen comienzo, pero Costa Rica requiere una ley de empleo público y pretendemos que esto deba convocarse para el primer trimestre de 2019.
Estamos corriendo para ello, igualmente tiene que darse una ley de reforma del Estado.

Enrique Egloff

Presidente
Cámara de Industrias

Nosotros no vemos mal que se otorguen incentivos a los trabajadores para generar valor y producir eficiencia, tanto del sector privado como público, pero no pueden ser fijos ni que se otorguen cumplan o no.
Hay que revisar también las convenciones colectivas.

Pablo Heriberto Abarca

Diputado
Unidad Social Cristiana

Nosotros hemos dicho que es urgente una ley de empleo público, porque la reforma fiscal lo que hace es detener el crecimiento.
Durante muchos años se ha protegido a la gente y se han aprobado pluses que son insostenibles, es hora de tomar acciones.

Yorleny León

Diputada
Liberación Nacional

Espero que la administración Alvarado sea consecuente con lo que hasta hoy viene diciendo en cuanto a frenar y disminuir el gasto.
Sin embargo, esa cifra lo que refleja es la urgente necesidad de que el país cuente con una ley de empleo público.

Jonathan Prendas

Diputado
Restauración Nacional

Deben impulsarse cambios como la unificación de los regímenes salariales, la implementación del salario único, el ponerles un tope a las anualidades y que estas sean pagadas en función del desempeño de los trabajadores.
Desde el Poder Ejecutivo debe promoverse un límite al crecimiento de los incentivos salariales y desde el Legislativo impulsar una ley que ordene las remuneraciones de los empleados públicos, que incluya a las instituciones descentralizadas.


Anuentes a negociar


Los sindicatos están en contra de que se solucione el tema fiscal solo desde el lado del recorte del gasto, están anuentes a negociar.

Carmen Brenes

Secretaria general
Asociación Nacional de Educadores y Educadoras

Hay que hacer un análisis de cada uno de los incentivos y analizar las jerarquías. Los beneficios no son generalizados a todos los trabajadores y la función que desempeñan todos los empleados debe ser proporcionalmente y balanceada.

Luis Chavarría

Secretario general
Undeca

Siempre hemos planteado que nos sentemos en una mesa nacional de diálogo para analizar cuáles son las principales causas del problema fiscal, que sin duda son la evasión, el fraude y el contrabando.
No estamos de acuerdo en que se ataque a la clase trabajadora cuando no es cierto que los empleados públicos ganen sumas millonarias.

Albino Vargas

Secretario general
ANEP

Hay que sentarse a negociar, porque la clase trabajadora no roba, como sí lo hacen quienes evaden impuestos.
Si hay empleados que reciben incentivos por llegar temprano yo les pido que nos enseñen las caras porque esto es una mentira.
Este no es el momento de hablar sobre una ley de empleo público se requiere primero resolver el problema fiscal.