Enviar
Ultimo chance
Tiger Woods afinó detalles para tratar de ganar el último Majors del año

Dinia Vargas
[email protected]

El golfista número uno del mundo, Tiger Woods, no las ha tenido todas consigo esta temporada en lo que se refiere a torneos de Grand Slam; sin embargo, desde hoy y hasta el domingo se juega su última posibilidad de salir con un “Grande” bajo el brazo este año.
El PGA Championship no es tan antiguo como el British Open, ni tan glamoroso como el Masters de Augusta, ni tan duro como el US Open; pero tiene algo de todos ellos y además se convierte en la posibilidad final para muchos de alcanzar la gloria.
Woods llega con dos triunfos consecutivos (Buick y el Bridgestone), es inamovible como monarca mundial y lidera la lista de ganancias y la FedExcup, pero le falta un Majors para tener un cierre con broche de oro.
“Tiger sigue siendo el favorito de siempre en todo. Se le ve mejoría en su juego, pero en un Majors siempre hay presiones extras”, dijo el profesional Randoll Víquez.
Para Víquez el hecho de que Woods haya ganado los dos últimos eventos previos al PGA Championship no significa que el título esté reservado para él. “Recordemos que igual le sucedió en el US Open que ganó la semana anterior y jugó muy mal en ese torneo, igual le pasó antes del British Open y ni siquiera el corte logró pasar”.
Mientras tanto, el golfista amateur Manfred Reiche apostó a ojos cerrados un nuevo triunfo para el número uno del mundo, “sí, claro que va a ganar, viene jugando bien; uno de los aspectos importantes en el golf es la confianza y en este momento él la tiene”.
Desde el lunes los 156 golfistas que participarán en este evento han estado realizando las rondas de prácticas por el Club Hazeltine National, en Chaska (Minnesota), a ellos se les une Woods, quien no se ha despegado de su profesor de swing, Hank Haney.
“Personalmente pienso que Tiger está haciendo un cambio en la velocidad de su swing. Me parece que ya no tiene tanta fuerza y está buscando tener un mejor ritmo”, explicó Víquez.
Randoll también atribuye a este cambio varios de los errores que se le han visto en los diferentes torneos, “lleva mucho tiempo lograr adaptarse”.
Además de Woods, los golfistas nacionales sienten que hay algunos otros jugadores que podrían entrar en la pelea, entre ellos Phil Mickelson, Angel Cabrera y Jim Furyk.
“El argentino Cabrera siempre será un jugador fuerte, además tiene la experiencia y Furyk anda jugando bien esta temporada y es muy fuerte mentalmente”, comentó el juvenil Reiche.
Para Víquez, terminar sin un “Grande” en 2009 es una de las posibilidades que debe tener presupuestadas Woods. “Sobre todo porque está saliendo de una lesión, el hecho de que no gane un Majors no le afectará en lo más mínimo, él debe estar pensando en recuperar aún más su nivel y el otro año sí ir por todo”.
El último título Grand Slam que ganó Woods fue el US Open en junio de 2008, lo conquistó con una heroica cojera, que lo condujo al quirófano y a ocho meses de obligado parón.
De irse en blanco en lo que se refiere a “Grandes” este año sería el segundo paréntesis más prolongado desde el que atravesó entre 2003 y 2004, cuando pasaron cinco Majors, es decir 14 meses sin ganar un “Grande”, en ese momento Woods estaba realizando plenos cambios y ajustes de swing.
Ver comentarios