Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



GLOBAL


UE consideraría “opción nuclear” para que Theresa May se ocupe de Brexit

Bloomberg | Martes 19 julio, 2016

Los líderes europeos, incluida la canciller alemana Angela Merkel, han admitido que el gobierno de Londres necesitará tiempo para concebir su futuro fuera de la UE. Bloomberg/La República


 En Europa hay quienes quieren que Theresa May se entere de que su paciencia tiene un límite. En momentos en que la nueva primera ministra británica demora las conversaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, funcionarios en el continente comenzaron a citar lo que ellos denominan “la opción nuclear” para que May vuelva a la mesa de negociaciones, esto es: suspender el derecho a voto de Gran Bretaña en las instituciones de la Unión Europea (UE).
Varios Estados miembros comenzaron a considerar si eso sería plausible invocando el artículo 7 del Tratado de Lisboa, según  dos funcionarios europeos que optaron por el anonimato. Eso significaría alegar que el Reino Unido ya no está cooperando de buena fe con el bloque y así presionar a May para que ponga fin al limbo generado tras el referéndum. El procedimiento más duro que podría implementar la UE nunca se ha aplicado y otros tres funcionarios en Bruselas dijeron que era demasiado estricto para siquiera ser considerado.
Si bien May asumió el cargo el miércoles con la promesa de que “Brexit significa Brexit”, su gobierno ya está enviando señales contradictorias respecto del tiempo que llevaría la salida de la UE.
Liam Fox, secretario de Comercio, está trabajando sobre la base de que el período de dos años de negociaciones podría comenzar cerca de fin de este año, pero el viernes May afirmó que no iniciará el proceso de abandonar la UE hasta que obtenga el apoyo de Escocia. Como la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, se ha negado rotundamente a que su país abandone la UE, ese compromiso indica que seguramente habrá largas demoras.
Los líderes europeos, incluida la canciller alemana Angela Merkel, han admitido que el gobierno de Londres necesitará tiempo para concebir su futuro fuera de la UE. Pero como May ocupó el número 10 de Downing Street antes de lo previsto, funcionarios europeos la han instado a acelerar el proceso de salida.
En una entrevista con el Sunday Times, Fox dijo que está negociando acuerdos de libre comercio con unos doce países con el fin de poder abandonar la UE para el 1º de enero de 2019.
La decisión de cuándo iniciar el mecanismo de salida de la UE es una de las pocas cartas que tienen los negociadores británicos mientras intentan asegurar el acceso al mercado único de la UE sin ceder en los de controles de inmigración exigidos por los votantes. Si el tiempo se agota antes de que obtengan concesiones por parte de las otras 27 naciones, el Reino Unido perderá sus privilegios comerciales con la UE, lo que podría tener serias consecuencias para los fabricantes y para la ciudad de Londres como centro financiero.
El futuro de Escocia representa otro obstáculo para los negociadores británicos. Aunque May prometió que mantendría unido a todo el Reino, Sturgeon dijo que podría convocar a un segundo referéndum sobre la independencia escocesa si no logra proteger la relación de su país con la UE dentro del Reino Unido.