U.E. y EE.UU. buscan contener costos de emisiones
Enviar
U.E. y EE.UU. buscan contener costos de emisiones

Bloomberg / Nueva York

La Comisión Europea, reguladora del mayor programa de emisiones del mundo, quiere que Estados Unidos compre créditos de gases de efecto invernadero a países en vías de desarrollo como China, según los crecientes precios del petróleo y del carbón hacen subir el costo de la cotización del carbono.
La Unión Europea está exhortando a los legisladores estadounidenses a rechazar límites de precios en los programas de cotización de emisiones propuestos y en cambio permitir que las fábricas y plantas de generación eléctrica compren créditos más baratos, conocidos como “offsets” o compensaciones, de proyectos en países en vías de desarrollo, dijo Peter Zapfel, coordinador de comercialización de emisiones para la comisión.

Los límites de precios no son una buena “característica de diseño” para contener los costos porque impiden que el mercado trabaje eficientemente, dijo Zapfel en una entrevista en la Cumbre de Finanzas de la Nueva Energía en Londres. “Hay beneficios en permitir que sus compañías aprovechen el mercado internacional más amplio y eso es algo que destacamos”, dijo Zapfel.
Las negociaciones de emisiones alientan las reducciones de gases de efecto invernadero allí donde son lo más baratas. Los proyectos que reducen las emisiones por un costo más bajo pueden tener una mayor ganancia. La construcción de granjas de generación eólica probablemente cuesta menos en China, donde de todas maneras se construyen nuevas fuentes de capacidad eléctrica, que en Estados Unidos, donde los promotores incurren el gasto adicional de reemplazar generadores propulsados por carbón.
Los costos de los “offsets” están subiendo conforme los mayores precios de la energía dificultan demostrar que los créditos son necesarios para justificar los proyectos de energía renovable, por ejemplo.
Una regla de contratación de emisiones establecida por el Protocolo de Kioto de 1997 es que las fábricas y las plantas de generación eléctrica no deberían recibir créditos para proyectos que hubieran sido viables sin dichos permisos. La llamada regla de adición los negocios tradicionales.
“La adición es algo que va a seguir cambiando”, y podría hacer subir los costos, dijo Seb Walhain, jefe de mercados ambientales de Fortis afincado en Ámsterdam. “Los proyectos necesitan más y más financiación”.
El crudo trepó a un récord de $105,97 por barril en Nueva York el viernes anterior y estaba a $105,72. Los precios del gas natural están vinculados a los costos de productos petroleros, por ejemplo en los contratos de venta de gas europeos.

Ver comentarios