UBS augura año difícil
Enviar
UBS augura año difícil


Zúrich- UBS AG, el mayor banco de Europa por activos, dijo que 2008 será probablemente otro año difícil para el sector de los servicios financieros, y ha instado a los accionistas a que apoyen su plan para conseguir $11.800 millones de Singapur y Oriente Medio.
“Los problemas a que se enfrenta el sector financiero no se han evaporado con el nuevo año”, dijo UBS en una carta a los accionistas incluida en la página web.

UBS provisionó el año pasado deuda y préstamos apalancados por un valor de $14.700 millones, que se añaden a los más de $100 mil millones en rebajas de valores y pérdidas por préstamos anunciadas por los mayores bancos y firmas de valores del mundo. Merrill Lynch & Co. podría tener que amortizar $15 mil millones por pérdidas en hipotecas estadounidenses, casi el doble de sus estimaciones originales, informó el New York Times citando personas conocedoras de los planes del banco.
“No podemos en estos momentos predecir con exactitud los futuros acontecimientos en los mercados estadounidenses de hipotecas sobre viviendas, ni, por lo tanto, el impacto final sobre nuestras posiciones en deuda relacionada con hipotecas de alto riesgo”, dijo UBS en la carta.
Después de las últimas provisiones, UBS dijo que al 30 de noviembre mantenía unos $16 mil millones en deuda respaldada por las hipotecas y unos $13 mil millones en deuda llamada “súper señor”, con calificación AAA, una deuda estructurada que es pagada antes que otros bonos con similar grado de solvencia en caso de una suspensión de pagos.
UBS tiene previsto captar un total de 19.400 millones de francos ($17.600 millones) con las medidas, que incluyen también la propuesta de sustituir el dividendo en efectivo con acciones y la venta de 36,4 millones de acciones propias que el banco tiene en su poder.
Aunque esa cantidad podría parecer “excesiva”, UBS dijo que la “prefería al potencial riesgo de no haber captado suficiente capital si los mercados se deterioran más”. Repitió que sopesaba esta posibilidad y rechazó hacer una ampliación de capital para los actuales accionistas por el “costo, las complicaciones y el tiempo”.
Algunos accionistas han criticado la venta a Government of Singapore Investment Corp. y a un inversor no identificado de Oriente Medio, 13 mil millones de francos en bonos convertibles en acciones.
Los inversores tienen que aprobar la emisión de los bonos y el cambio en el dividendo en una junta extraordinaria que se celebrará el 27 de febrero en Basilea.

Ver comentarios