Nuria Marín

Enviar
Lunes 18 Mayo, 2009


Creciendo [email protected]
Twitter y el New York Times

La novedosa herramienta Twitter y el centenario periódico el New York Times son símbolos de una realidad en la que lo nuevo y lo viejo batallan por ganarse el corazón y lealtad de sus usuarios en una contienda en la que está en juego, ni más ni menos, su supervivencia.
Fundado hace más de 150 años, el New York Times (NYT) cuenta con el prestigio y la preferencia de sus lectores, lo que lo convierte en uno de los cinco periódicos de mayor circulación en Estados Unidos con más de 1 millón de ejemplares diarios. Ello no obstante, no lo abstrae del reto que enfrentan muchos otros medios en cuanto a su sostenibilidad económica.
Las crecientes fuentes de información, muchas de ellas gratuitas, han incidido en una disminución en las suscripciones pagadas en medios como el NYT, situación a la que se agregan una baja en la publicidad, producto pero no exclusivamente de la crisis y la dificultad de disminuir los altos costos de impresión y distribución.
Uno de los grandes dilemas de medios como el NYT es si se debe o no cobrar por el acceso al diario en Internet. La decisión no es sencilla. En el pasado ha resultado un arma de doble filo con pérdida de usuarios lo que incide en menor publicidad, su mayor fuente de ingresos.
En un giro de timón, el magnate de la prensa Rupert Murdoch otrora defensor del ingreso gratuito, planea empezar a cobrar las lecturas en línea en los próximos meses en medios bajo su control.
Otros medios como el NYT, Le Monde y el Frankfurter Allgemeine Zeitung, han apostado a la nueva versión más amigable del lector electrónico Kindle DX, lo cual se espera permitirá incrementar la circulación a un menor costo.
La historia de Twitter no podría ser más diferente. Con menos de cuatro años de fundada y cuyo potencial ni siquiera fue comprendido por sus creadores en un inicio, la twittermanía se ha convertido en una de las herramientas de comunicación más populares y su nivel de crecimiento, pese a ser secreto, se percibe como exponencial.
Según The Wall Street Journal Americas, del portal de Twitter parten 20 millones de mensajes al día. Su celebridad se incrementó cuando el presidente Barack Obama la noche de su elección publicó en su cuenta, “acabamos de hacer historia.”
De Twitter se emitió la primera imagen del avión de US Airways que hizo un aterrizaje forzoso en el río Hudson de Nueva York y víctimas del atentado terrorista en Bombay lo usaron para pedir ayuda. Mediante Twitter el actor Ashton Kutcher venció a CNN al obtener primero la cifra récord de 1 millón de seguidores.
La popularidad de Twitter ya nadie la discute. Lo que no queda tan claro es cómo explotar financieramente el proyecto ni su permanencia en el tiempo. Ese es su gran reto en un momento en que como hemos visto la popularidad no significa automáticamente rentabilidad.
Lo que sí está claro es que una mayor variedad de medios de información y comunicación nos beneficia a todos. La información es poder, una máxima tan válida hoy como ayer.