Enviar
Tuzos pura tuza

Campeón de Concacaf no pasó la primera ronda del Mundial de Clubes

Eduardo Baldares
[email protected]  

Los tuzos del Pachuca fracasaron en representación de Concacaf en el Mundial de Clubes que se disputa en Japón, puesto que dominaron insulsamente durante 85 minutos al Etoile Sportive de Túnez, pero recibieron un gol muy malo que enterró sus aspiraciones de clasificar a la semifinal contra el Boca Juniors de Argentina.
En una de las escasas llegadas africanas, el mediocentro ghanés, Ghana Moussa Narry, disparó desde la frontal del área, el balón pegó en un defensor mexicano y se dirigió hacia la portería defendida por el colombiano Miguel Calero, quien se vio tan tieso como falto de reacción y no pudo desviarlo lo suficiente.
El tanto, a cinco minutos del final, cayó como un jarro de agua fría en el equipo de Concacaf, que consciente de su superioridad técnica lanzó una desesperada ofensiva con más voluntad que estrategia. Mas no le alcanzó.
Calero calificó de “jugada fortuita” la acción que le sirvió al monarca africano para avanzar a la semifinal contra Boca.
El portero de 38 años señaló que “desafortunadamente” en el tanto del conjunto tunecino, el esférico pegó a un compañero y este desvió “la trayectoria del balón”, lo que ayudó a que el tiro lejano de Narry acabase en el fondo de su red
Calero personificó tras la derrota el sentimiento del combinado mexicano y resumió en un lacónico “ya no podemos hacer nada” las sensaciones del vestuario.
El guardameta colombiano aseguró que el Pachuca trató de jugar bien y de hacer “un buen partido”.
Según el capitán, el Pachuca trató de “pasar a la siguiente fase”, pero el equipo tunecino “se defendió mucho, hasta con 11 jugadores detrás”.
El entrenador del Pachuca, Enrique “Ojitos” Meza, se mostró satisfecho con el juego desplegado por su equipo y aseguró que “los únicos tiempos exactos son los de Dios y hoy dijo que no a Pachuca”.
El técnico tuzo subrayó la buena labor realizada por sus hombres ante el Etoile a pesar de la derrota en un “partido muy difícil y ante un rival que se echó atrás”.
Para Meza “la victoria del Etoile ha sido merecida” porque hicieron un tanto, mientras que “nosotros teníamos el balón pero no conseguíamos más”.
Meza no quiso entrar a valorar la labor del árbitro australiano Mark Shield, que se decantó por no pitar dos penaltis a favor de los tuzos tras sendas caídas en el área tunecina de Damián Alvarez.
En el otro lado de la llave, el Sepahan iraní se impuso al Waitakere United neozelandés por 3-1, y se enfrenta este lunes al Urawa Red Diamonds japonés. De ahí saldrá el rival en semifinales del AC Milán.

Consultas: EFE.
Ver comentarios