Enviar
Lunes 27 Diciembre, 2010

Turrialba y el Mundial de Rafting 2011

En los últimos años, los países han venido percibiendo el valor agregado que genera todo evento deportivo, específicamente los mundiales cuando se realizan en el ámbito de sus economías regionales.
Concretamente, esta es la segunda ocasión que Costa Rica es escogida como sede del evento que se llevará a cabo en octubre de 2011, frente a Italia y Australia, naciones que figuraban como fuertes candidatas para la celebración de la convocatoria deportiva.
El presidente de IRF Federación Internacional de Rafting y cofundador de Ríos Tropicales, Rafael Gallo, manifestó que “este evento es congruente con la reputación del país como amante de los deportes que se desarrollan en armonía con la naturaleza y el medio ambiente.
El ministro de Turismo, Carlos Ricardo Benavides, cree que esta competencia de alto perfil colocará a Costa Rica en una posición de ventaja para mostrar su fauna y flora alrededor del mundo, ya que el río Pacuare es uno de los diez mejores del planeta para practicar este deporte.
Además anunció que el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) será el patrocinador oficial del evento organizado por IRF, la Asociación de Aventura y Remo y la Cámara de Turismo de Turrialba.
La celebración de estos acontecimientos se ha convertido en un fenómeno de gran importancia por los beneficios económicos y sociales que generan en la comunidad y sobre todo por el impacto que produce el conjunto de inversiones necesarias para llevarlos a cabo.
Según el presidente de la Cámara de Turismo de Turrialba, Massi Devoto, “este mundial va a lograr que se haga un reconocimiento a Turrialba como cuna de este deporte extremo en Costa Rica”.
No obstante, el premundial realizado en San Joaquín de Tuis, un pueblo en las afueras de Turrialba, no contó con la infraestructura turística necesaria, tampoco con instalaciones deportivas, ni los accesos viales para la cantidad de visitantes que se esperaban.
A pesar de la ausencia de estructura y otras cosas elementales, el pueblo se organizó, disfrutó y generó recursos económicos a partir del turismo, adicional a las actividades realizadas, como venta de comidas tradicionales y cervezas, y otras.
Sin embargo, no se sabe exactamente cómo se va a desarrollar la cita mundial con la participación de 35 países, lo que sí es cierto es que este evento deportivo exige la asignación de recursos económicos importantes, para atender las necesidades propias que se derivan de la preparación de estos certámenes.
Esto supone que el evento va a movilizar a miles de personas de todo el mundo y del país, generando toda una actividad económica que favorecerá la zona, no solo durante la celebración del evento, sino antes y después de este.
Finalmente, está claro que estas actividades generan grandes oportunidades comerciales, pero hay que estar atentos a alteraciones evidentes, que no están comprometidas con el desarrollo sostenible.

Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare