Turismo español busca gays millonarios
Enviar

Turismo español busca gays millonarios


España está ganando la batalla por los turistas homosexuales.
Los visitantes gays y lesbianas aportan alrededor de $6.800 millones a la economía española, según un informe de LGBT Capital del mes pasado, con lo que supera a Francia como principal destino europeo.
Los turistas homosexuales gastan alrededor de 30% más en promedio que el resto de los turistas que visitan España, según estimaciones del gobierno, lo que da impulso a una economía en la cual el turismo es responsable del 12% de los empleos.
Si bien una creciente cantidad de países como Francia y Gran Bretaña introducen legislación sobre igualdad de derechos y se promueven como destino para visitantes homosexuales, España ocupa el primer puesto. Hasta las autoridades conservadoras de Madrid abrazan el fenómeno.
España se convirtió en 2005 en el tercer país europeo en legalizar el matrimonio gay –después de Bélgica y Holanda-, tras emerger de las sombras de la dictadura católica romana del general Francisco Franco, que murió en 1975.
La medida le valió a España credenciales de destino de vacaciones donde la gente puede sentirse tranquila en relación con su sexualidad, a veces de formas que no le resultan posibles en su propio país.
“Es muy tolerante y es divertido. Se puede ir de la mano y no hay ningún problema”, dijo Fabiano Ribeiro, un brasileño de 32 años que visita Barcelona con dos amigos.
La segunda ciudad de España es en agosto de cada año sede del mayor festival gay de Europa, que este año atrae 71mil visitantes. Durante esas dos semanas, Barcelona está empapelada de posters desde los cuales modelos masculinos anuncian fiestas dirigidas a los visitantes homosexuales, las tiendas colocan letreros con ofertas especiales –desde camas solares hasta pases libres para gimnasios-, en tanto la ciudad se convierte en una constante fiesta en clubes y piscinas.

Bandera del arco iris
Los boletos de libre acceso se venden a $406, y los organizadores dicen que los eventos generan 150 millones de euros para la economía local. Luego de ocho años, el festival se expande este año a Ibiza y a Canarias en 2016, dado que se apunta a aumentar la demanda de eventos para gays y lesbianas.
Esas iniciativas han convertido a España en el país líder del mercado europeo, por encima de Francia, que genera ingresos de $6.600 millones, según LGBT Capital, una firma de inversión que tiene sede en las Islas Vírgenes británicas y se concentra en activos de temática gay. Estados Unidos es el líder global con ingresos de $21.500 millones.
En Madrid, hasta el gobierno regional se sube al tren.
En una muestra de apoyo a los homosexuales, la presidenta regional, Cristina Cifuentes, izó la bandera del arco iris en edificios institucionales por primera vez luego de su victoria electoral de mayo.

Bloomberg

Ver comentarios