Enviar

Lo planteado por este medio hace algún tiempo es reafirmado hoy por el BCIE en lo relativo a la caída del turismo en el país

Turismo en crisis

El turismo nacional padece la mayor caída del istmo según el último informe del Banco Centroamericano de Integración Económica, dice un reportaje de este medio ayer. LA REPUBLICA ya lo había dicho en anteriores trabajos. Los empresarios del sector lo repiten y señalan la magnitud de la caída y el hecho de que esta no ha sido igual en todas las zonas.
Esta es una realidad que hay que aceptar. Los factores que pueden haber incidido en que se dé esta circunstancia son varios y deben ser analizados, pero lo indiscutible hoy es que la caída se produjo e indica que no ha sido suficiente lo realizado para impedirla.
El resto de los países de la región sufrieron la crisis en menor medida en el sector turismo. Por ejemplo, aunque la cantidad de habitaciones en Costa Rica es mayor que la que se contabiliza en Panamá o Guatemala, en esos lugares la ocupación se redujo en un 17% y un 15% respectivamente, mientras que aquí la merma fue de un 25% en los primeros cinco meses de este año.
Así las cosas debería revisarse lo hecho y tomar mayores medidas tendientes a la atracción de turistas. Es necesario diferenciar claramente al país del resto de la región para que, no solo el estadounidense, nuestro tradicional mayor visitante, sino los de otras latitudes elijan Costa Rica como destino.
Decíamos en febrero en este espacio que se necesitan estudio, análisis y diseño de nuevas propuestas para el sector. Estudiar la realidad, local, regional y mundial es necesario siempre, pero en mayor medida en épocas de crisis, para acertar en las medidas tendientes a paliarla.
Por otra parte, no solo es necesario el mencionado análisis para salir de la crisis, sino para ver con acertada mira el futuro, puesto que las condiciones en el mundo han cambiado y la crisis ha obligado a más cambio aún. Costa Rica debe innovar en el marco de un proyecto país que ya se ha posicionado internacionalmente por sus riquezas naturales y por las características de su gente.
Ver comentarios