Enviar
Sábado 29 Septiembre, 2012

Turismo, beneficio para todos

Un hito en la historia económica del país se marcó en 1999. El turismo desplazó al café y al banano, los que por años fueron la principal actividad generadora de divisas. La visión de muchos empresarios que apostaron a la creación de infraestructura hotelera, las políticas de conservación a través de una red de parques nacionales, el trabajo de promoción del sector privado y del Instituto Costarricense de Turismo, desató un boom turístico que atrajo la atención internacional.
La desconocida Costa Rica empezó a ganar liderazgo en temas ambientales hasta convertirse en la cuna del ecoturismo. Cientos de visitantes comenzaron a llegar provocando una estadística de ascenso constante y propiciando empleos directos e indirectos, inversión extranjera y reconocimiento del país.
El turismo se convirtió así en una de las actividades que mayores beneficios nos deja a pesar de los golpes de los fenómenos naturales, las crisis económicas, las fluctuaciones del dólar. La Organización Mundial del Turismo (OMT) señala que para finales de 2012, esta actividad habrá alcanzado los mil millones de turistas a nivel global, siendo uno de los mayores sectores económicos del mundo.
En el marco del reciente Día Mundial del Turismo, tanto la OMT como la ONU, nos llaman a reflexionar bajo el lema, “Turismo y sostenibilidad energética: propulsores del desarrollo sostenible”. El turismo se ubica en una posición privilegiada para promover la sostenibilidad ambiental, el crecimiento ecológico y la lucha contra el cambio climático, según el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.
Estamos además a la vanguardia en el desarrollo de energías limpias, los aviones están utilizando ya biocombustibles, los hoteles usan sistemas de ahorro energético, los operadores desarrollan programas para contribuir con el ambiente. Y en Costa Rica, estamos respondiendo con la meta de convertirnos en carbono neutral libre de emisiones contaminantes para el 2021. Hemos desarrollado iniciativas para que los turistas contribuyan con la conservación de nuestros recursos y el ahorro energético, pues la energía sostenible permitirá que el turismo continúe su expansión y mitigará sus efectos sobre el medio ambiente.
Pero aun tenemos mucho por hacer. Hago un llamado hoy al sector para que nos comprometamos más cada día en propiciar iniciativas que contribuyan con el ahorro y la protección del ambiente. Seamos cada uno esa pequeña gota que provoque un aguacero, donde todos nos mojemos.

Yadyra Simón Rojas
Presidenta Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo