Enviar
Peticiones para la construcción de proyectos en lo que va del año se redujo en 19 mil metros cuadrados
Turismo enfrenta caída del 60% en permisos de construcción
Algunos de desarrollos que se levantan en el país provienen de flujos de inversión extranjera que en la actualidad se mantienen congelados

Karen Retana
[email protected]

La construcción de proyectos turísticos no ha logrado colocarse entre los planes de inversión de los desarrolladores locales en lo que va del año, pues la solicitud de permisos para este tipo de obras se contrajo en un 60% con respecto al primer trimestre del año pasado.
En 2008 unos 40 proyectos pasaron por las oficinas del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos, aportando en ese momento unos 32 mil metros cuadrados de construcción.
Sin embargo, un año después el panorama cambió, al reportarse solamente 13 mil metros cuadrados; es decir, 19 mil metros menos.
Parte de las razones de este comportamiento obedece a que gran cantidad de la inversión en estas obras proviene de recursos girados en el exterior y que en la actualidad se encuentran congelados a raíz de la recesión en destinos como Estados Unidos.
Asimismo, algunos desarrolladores se vieron perjudicados con el cambio de las condiciones bancarias en ese país, lo cual propició que el flujo de recursos se frenara, ocasionando la suspensión de sus proyectos.
“Los créditos bancarios fueron restringidos y la capacidad de las empresas se ve limitada, la opción es hacer desarrollos con fondos propios, que es lo más difícil”, comentó Pablo Solano, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Hoteles.
La menor estimulación de la actividad se denota principalmente en la construcción o ampliación de hoteles ya que de acuerdo con las estadísticas la contracción en los permisos se hizo evidente al bajar en un 74%.
Para 2009 son las
marinas las que sostienen la construcción turística, pues el 40% de los metros cuadrados solicitados corresponde a la edificación de dicha infraestructura.
Por otra parte, tomando en consideración la coyuntura actual y la disminución en la cantidad de turistas que están ingresando al país, en el sector algunos concuerdan en que es mejor mantener la prudencia y construir de acuerdo con la demanda existente, a fin de evitar incurrir en pérdidas por falta de ocupación.
“No sabemos cuánto va a durar la crisis ni cómo quedaremos, pero queremos estar bien preparados; por ello es importante ser precavidos”, alegó Solano.
La industria turística y de la construcción también ha apelado por la mejora en las condiciones crediticias y de las tasas de interés a nivel interno. La semana pasada hubo una reunión con un comité especial con autoridades del Gobierno para buscar alternativas.
El mayor problema se presenta en las construcciones que se encuentran en desarrollo, pues los presupuestos se quedan cortos por los incrementos en los costos de los materiales y otros imprevistos.
“La inversión es cada vez más difícil. Se supone que se deberían estar construyendo unas 1.800 habitaciones por año para alcanzar la meta del Plan Nacional de Desarrollo. También las condiciones de inseguridad jurídica hacen que se desestimule la intención de venir al país para estos fines”, comentó Alberto López, directo ejecutivo de la Cámara Nacional de Turismo.



Ver comentarios