Enviar
La llegada de visitantes disminuyó en un 13,1% durante el primer trimestre del año, pese a millonarias campañas en el mundo
Turismo en Costa Rica cae, mientras en el istmo sube
> Guatemala, Panamá y Honduras reportaron aumento en llegada de visitantes

Karen Retana y Yessenia Garita
[email protected]
[email protected]


A pesar de que Costa Rica destinó $14 millones el año pasado a promover el turismo y que este año pretende invertir $20 millones, la cantidad de visitantes no ha sido la esperada.
Solo durante el primer trimestre del año, Costa Rica reportó una caída del 13,1% con respecto a 2008, convirtiéndose en uno de los pocos afectados en Centroamérica.
La proyección es que para finales de 2009 habría una reducción de un 12%, de acuerdo con datos proporcionados por la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).
Por su parte, el resto de las naciones de la región reportaron incrementos en la cantidad de visitantes, a excepción de El Salvador, en donde sí se produjo una baja.
Las repercusiones de la contracción económica que vive Estados Unidos azotaron con mayor fuerza a estos destinos debido a la dependencia a ese mercado.
Por un lado, más del 50% de los visitantes que ingresan a Costa Rica proviene de Estados Unidos cuyo tiempo de estadía ronda los diez días.
Mientras que en El Salvador, el turismo es impulsado por los mismos ciudadanos con residencia en el país del Norte.

Para tratar de revertir los efectos de esta situación económica, Costa Rica ha emprendido campañas a nivel nacional e internacional.
En el caso del mercado local se lanzó recientemente la campaña “Aquí se cura todo”, que tiene como objetivo persuadir al nacional para
que vacacione a lo interno del país, iniciativa que costó a las autoridades de turismo ¢194 millones.
También se han promovido diversas iniciativas como por ejemplo “Redescubrir el país a un precio chiquitico” que ofreció promociones y descuentos.
En el mercado internacional la estrategia del ICT es impulsar campañas cooperativas y reforzar el mercadeo en los destinos de interés como son Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.
Entre tanto, el turismo interregional que se desarrolla en Guatemala, Honduras, Panamá y Nicaragua podría ser uno de los factores que colaboraron con el alza de las estadísticas.
Los porcentajes de crecimiento en la llegada de visitantes a esos países van del 4,6% en el caso de Nicaragua al 2,3% como en Honduras.

El fenómeno económico mundial ha golpeado menos al sector turístico nicaragüense por la forma en que está distribuido el mercado, el 60% proviene de Centroamérica, un 30% de Norteamérica y el 10% de Europa”, argumentó al respecto Mario Salinas, presidente del Instituto Nicaragüense de Turismo a Hosteltour.
En ese país la llegada de cruceros ha registrado un crecimiento de más del 50% solo en la Zona Sur. Para este año se espera la llegada adicional de unos 62 buques.
El comportamiento en Nicaragua es atribuido a que se siente un país seguro, atractivo y competitivo en cuanto a precios.
“Esto nos está proyectando como un destino interesante”, agregó en ese sentido Salinas.
En Guatemala aunque hubo un incremento en el ingreso de turistas, estos dejaron menos divisas al país.
En Costa Rica hay quienes consideran que el tipo de turismo que se genera a nivel local es diferente al que se presenta en otros destinos centroamericanos.
“En los otros países se da mucho turismo intrarregional basado en tráfico fronterizo, turistas de la misma región, mientras que en Costa Rica el visitante se dedica a conocer y a vacacionar”, comentó Roberto Morales, consultor.
Los viajeros en Guatemala, Honduras y El Salvador van con otras motivaciones como lo es empleo. Por lo general, la mayor afluencia de turistas ingresa vía terrestre.
En el caso de Costa Rica, el turismo es más frecuente por vía aérea y los visitantes provienen de Europa y Estados Unidos, donde la recesión es más evidente, indicó Carlos Lizama, presidente de la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo (Acoprot).
Para paliar la contracción en la llegada de turistas, las autoridades de turismo local planean intensificar la promoción y mercadeo en destinos estratégicos.
Para ello se cuenta con $20 millones, presupuesto que proviene de recursos que hasta ahora no han sido ejecutados.
Para el segundo semestre se espera un ingreso importante de turistas por la terminal de Liberia provenientes de Canadá y Europa.
Asimismo, en la actualidad se negocia con dos líneas aéreas estadounidenses para que empiecen a volar al país.
El incremento de frecuencias en los vuelos de la compañía Continental y la entrada en operaciones de Jet Blue también han contribuido a la llegada de más visitantes.
“Las estadísticas en esos otros países podrían ser más elevadas porque en Panamá y Guatemala, por ejemplo, incluyen la llegada de visitantes por crucero, lo cual aquí no se contabiliza”, comentó Carlos Ricardo Benavides, titular de Turismo.
Además, el país canalero está en la mira de los turistas y de los visitantes especialmente de congresos y convenciones debido a las facilidades que ofrece.
Las autoridades de ese país impulsan una campaña publicitaria a un costo de $39 millones para atraer más turistas, en especial provenientes del Viejo Continente.
En Panamá el incremento es notorio porque se estrenó un puerto en el Caribe que permite la llegada de más cruceros, agregó al respecto Carlos Ricardo Benavides.
Este puerto que fue inaugurado en diciembre pasado contó con una inversión de $15 millones.
Esta infraestructura tiene una terminal de transporte de más de 10 mil metros cuadrados, 200 metros de muelle y está capacitada para mover 18 mil maletas al día.
La región centroamericana ha logrado mantener su bonanza en atracción turística.
En el mundo el número de turistas cayó en un 7,7% en los primeros meses del año, mientras que en esta región creció un 2,2%, según la Organización Mundial del Turismo.
Se espera que esta actividad se mantenga a la baja debido a la crisis económica internacional y sin tomar en consideración un posible impacto negativo de la gripe A que ha afectado a prácticamente todas las regiones del mundo.
No obstante, si se cumplen estos augurios, 2009 sería peor que el crecimiento cero que se produjo en 2002, a raíz de los atentados del 11 de setiembre en Estados Unidos, y el descenso del 1,2% en 2003 —el más fuerte de su historia hasta ahora—, como consecuencia de la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) en Asia.




Ver comentarios