Enviar
Estudios fueron encomendados al ICE por su experiencia en obras subterráneas
Túnel uniría Zapote con Curridabat

• Paso a desnivel evitaría expropiaciones, lo que ahorraría dinero y agilizaría construcción
• Proyecto es parte de la concesión para ampliar a seis carriles la carretera a Cartago

Danny Canales
[email protected]

Un túnel de tres kilómetros pretende desahogar la congestión vial que se registra en las rutas de acceso al Este de la capital.
El camino subterráneo iría de Hacienda Vieja, en Curridabat, a la rotonda de las Garantías Sociales, en Zapote. La obra forma parte de la concesión para ampliar la carretera hacia Cartago.
La ruta a desnivel costaría unos $45 millones, de acuerdo con estudios preliminares. Aún no se han definido la profundidad ni el número de carriles que tendría.
Se tomó la decisión de construir un túnel debido a que saldría más barato y se construiría más rápido que una carretera a nivel, pues se evitará el extenso trámite de expropiación de terrenos.
Por ejemplo, para construir una carretera normal se hubiera necesitado expropiar unos 400 lotes. Lo anterior habría demorado años, si se toma en cuenta que en promedio el trámite de compra de cada terreno tarda unos 14 meses.

A eso se suma la alta inversión que representaría, ya que la zona por donde pasaría la ruta cuenta con mucho desarrollo residencial e industrial.
Para realizar los estudios geológicos, geotécnicos, estructurales y de seguridad del túnel el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) contrató al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). El análisis tendrá un costo de $482 mil.
La participación del ICE en el proyecto vial responde a la gran experiencia que tiene el Instituto en la excavación de túneles, debido a años dedicado a la construcción de plantas hidroeléctricas, reconoció Karla González, jerarca del MOPT.
El Instituto tiene siete meses calendario para entregar los estudios.
Una vez que el ICE entregue los análisis preliminares de la ruta subterránea, el Consejo Nacional de Concesiones iniciaría la licitación del proyecto, aseguró la Ministra.
Es decir, si no surge ningún problema que afecte el cronograma establecido, el concurso de concesión se iniciaría en el último trimestre de este año.
Aparte de la construcción del túnel e
ntre Curridabat y Zapote, la concesión incluirá la ampliación de la carretera Florencio del Castillo, que va desde San José hasta Cartago.
El diseño original recomienda construir dos carriles más de manera que la ruta hacia la Vieja Metrópoli contaría con seis carriles.
La ampliación de ese camino es en respuesta a la congestión que se da en las horas de mayor demanda de tránsito como consecue
ncia del crecimiento residencial y comercial en el Este de la capital.
De aumentarse la capacidad de la ruta que viene de la Vieja Metrópoli, los cartagineses viajarían a la capital por una amplia ruta. Además se evitarían las presas que se producen a la entrada a Curridabat, pues tomarían el túnel y saldrían en Zapote.
La vía que pasa por el Registro Nacional y la que viene de Cartago hacia San Pedro de Montes de Oca también verían mermado el número de vehículos.
La obra se dará por concesión, es decir que será una empresa privada la que deberá financiar, construir, operar y dar mantenimiento.

Ver comentarios