Tuft primer líder del Giro
Orica GreenEdge ganó la contrarreloj de la jornada inaugural, que tuvo como escenario las calles de la ciudad norirlandesa de Belfast. Luk Benies/AFP/La República
Enviar

Tuft primer líder del Giro

Movistar Team de Andrey Amador se ubicó de octavo en la contrarreloj por equipos, a 55 segundos del ganador.

El canadiense Sven Tuft es el primer líder del Giro de Italia al imponerse su equipo, Orica GreenEdge, en la contrarreloj de la jornada inaugural, que tuvo como escenario las calles de la ciudad norirlandesa de Belfast.
En los primeros 21,7 kilómetros de la carrera “rosa” el equipo de Tuft invirtió 24 minutos y 42 segundos. La segunda posición fue para la formación Omega Pharma, a cinco segundos, y la tercera para el BMC, a siete.
El Movistar español que lidera el colombiano Nairo Quinta ocupó el octavo puesto a 55 segundos y el Katusha del español Joaquim “Purito” Rodríguez se dejó un minuto y 33 segundos.
El Giro levantó el telón en Belfast, y lo hizo, como es habitual, con muchos colores rosas por todas partes como es tradicional y también con la habitual lluvia de la zona que acompañó durante la totalidad del trazado a varios de los 22 equipos participantes.
El triunfo del conjunto australiano no es ninguna sorpresa. En la partida los componentes del Orica eran los favoritos. Los primeros en salir a escena fueron los suramericanos del Colombia Team. No lo hicieron mal, pero eran conscientes de que ganar era imposible.
Tras los colombianos fueron los australianos del Orica GreenEdge, que actuaron con sincronización en los relevos y precaución en las curvas debido a la lluvia.
Bien conducidos por expertos como los rodadores Durbridge, Meyer, Tuft, Hepburn, Lancaster, llevaron en volandas al campeón italiano Santaromita, la baza fuerte del conjunto australiano para la general, aunque en los metros finales el más fuerte para arañar segundos fue el canadiense Tuft, el primero en cruzar la meta y por tanto primera camiseta rosa.
Su referencia obligó a trastocar los planes de otros equipos, caso del Tinkoff-Saxo, que en la salida quería darle una alegría al corredor de la tierra Nicolas Roche, hijo del vencedor del Giro Stephen Roche en la edición de 1987.
No pudo ser y acusaron la presión de lo mucho que había en juego tras conocer el magnífico registro del Orica. Algo similar les ocurrió a los componentes del Garmin que apostaban por Dani Martin, primo de Roche, pero dejó la carrera debido a una caída.
Tampoco le fueron bien las cosas al Movistar que comanda el colombiano Nairo Quintana ni al Katusha de Joaquim “Purito” Rodríguez que se dejaron más segundos de lo esperado en una crono que era para rodadores al ser prácticamente plana y los principales problemas eran negociar bien las curvas y acertar en los relevos, algo que en muchos casos dificultó la lluvia.
El Giro levantó el telón en tierras norirlandesas y el veterano canadiense nacido en 1977 y profesional desde la temporada 2001 logra su camiseta más importante en su carrera.
La carrera italiana seguirá por tierras del norte de Irlanda y la segunda etapa tendrá como escenario el mismo de la primera con salida y llegada en Belfast con 218 kilómetros de recorrido.

Italia/EFE

Ver comentarios