Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



INVERSIONISTA


Tudes mejorarían rendimientos reales

Redacción La República [email protected] | Lunes 08 junio, 2009



Tudes mejorarían rendimientos reales
Por ello expertos consideran estratégico comprar estos bonos al precio actual, pero no venderlos

Erick Díaz
[email protected]

Dentro del portafolio de instrumentos financieros que ofrece el mercado de valores, los Títulos en Unidades de Desarrollo (Tudes) ganan un especial interés cuando se anuncian variaciones inflacionarias, como la nueva proyección anual comunicada hace pocos días por el Banco Central: un 8%.
Esto por enfocarse en clientes que poseen un perfil de inversión de largo plazo, dentro del cual el objetivo es ganarle precisamente a la inflación a través de tasas reales.
Actualmente, los Tudes ofrecen un rendimiento real cercano al 2,50%, según cálculos de Lafise Valores Puesto de Bolsa.
A ese rendimiento real, el inversionista debe sumarle la inflación anual del periodo, siempre y cuando mantenga los bonos por ese tiempo. “Con las expectativas de inflación actuales, la rentabilidad de la inversión sería de un 10%”, calculó Melvin Garita, director de la Unidad de Trade y Análisis de Lafise Valores.
Este ajuste responde, en parte, a que las Unidades de Desarrollo son una moneda virtual ligada a la inflación. Cuando el indicador sube, el valor de la unidad se eleva, y viceversa.
Históricamente los rendimientos reales de los Tudes han estado por encima del 3%, por lo que todo hace proyectar que la tasa real pagada en estos momentos suba.
“Actualmente la inversión en estos títulos es para comprar y esperar a que la tasa de inflación se acomode a los niveles históricamente observados en el largo plazo, que han oscilado entre un 10% y 14% desde hace unos 11 años”, aseguró Rodolfo Chévez, gerente de riesgo, análisis y desarrollo de Central American Money Market Brokers (Cammb).
La oferta del mercado se resume en Tudes con vencimiento a 2016, más la opción que caduca en 2022.
Del lado de quienes ya poseen inversiones en estos instrumentos, pareciera que lo que más les conviene es no venderlos. Por un lado, porque estos títulos no están marcando precio debido a las cantidades en que se negocian, y porque al repuntar la inflación, los precios podrían hacerlo igualmente.
Según Bloomberg, las inversiones en Tudes ofrecen un rendimiento real fijo semestral de un 1,63%, para la opción con vencimiento a 2016, mientras que para la que caduca en 2022, la tasa es de un 1%.
Por su parte, al primero de junio el valor de la primera opción del bono era de 94,14, mientras que para el segundo era de 83,59, según reportes de Cammb.
“Por eso conviene invertir y esperarse a que los precios vuelvan a su tendencia de largo plazo”, agregó Chévez.
Desde finales de marzo de 2008 el precio del bono con vencimiento a 2016 ha presentado una tendencia hacia la baja. Entre marzo de 2007 y marzo de 2009 el precio más alto fue de 113,02.
Por su parte, la curva hacia la baja para la opción que vence en 2022 es común desde finales de junio de 2008. El precio más alto del bono fue de 114,27 entre setiembre de 2007 y enero de 2009.
Esta caída de los precios responde a “un ajuste de las expectativas de rendimientos reales. En algún momento estos títulos eran los únicos que experimentaban rendimientos reales positivos, lo que exacerbó su demanda”, manifestó Garita.
Además, las expectativas de tasas de inflación más reducidas podrían haber hecho creer que el Tudes fuese menos atractivo, desconociendo que otros instrumentos no otorgan por ahora rendimientos reales positivos.