Logo La República

Miércoles, 22 de mayo de 2019



NOTA DE TANO


Tsunami en Ciudad Quesada, drama en Tibás

Zurdazo cruzado de Pedro Leal instaló a San Carlos en la final

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 10 mayo, 2019

Zurdazo cruzado de Pedro Leal instaló a San Carlos en la final

Hay goles que son calificados como psicológicos, suponemos que los llaman así porque levantan la mente y sacan al paciente de trances negativos. Llegan antes de que el equipo caiga en depresión.

Cuando José Guillermo Ortiz anotó en el minuto 23 y Herediano le empató 1-1 el partido a San Carlos, les puso a los anfitriones cuesta arriba el pasaporte a la final. Los pupilos de Luis Antonio Marín quedaron obligados a anotar tres goles y disponían de 67 minutos para lograrlo.

De frente a una de las mejores retaguardias del campeonato, la misión parecía imposible.

¡Claro!

Igual de imposibles se suponían las remontadas que tenía que construir en semifinales de Champions el Liverpool para quitarse en 90 minutos un 0-3 de encima del Barcelona y el Tottenham para sacudirse en 45 minutos de un 0-2 que les metía el Ajax.

Fue así que en el estadio Carlos Ugalde llegó el gol que encendió la remontada y lo anotó Rachid Chirino, solo dos minutos después de la anotación de Ortiz. Ese 2-1 a favor de los Toros tuvo idénticas repercusiones que el 3-0 que Wijnaldum le anotó al Barcelona, para luego impulsar al Liverpool a la cuarta anotación y el 2-0 que logró el brasileño Lucas Moura, que catapultó mentalmente al Tottenham a la tercera y definitiva conquista.

Son acciones revulsivas que fortalecen mentalmente a quien las logra, individual y colectivamente y, todo lo contrario, enfrían y frenan al que las recibe, porque Herediano no tuvo ni tiempo de festejar ese empate 1-1, un gol que como visitante parecía definir la serie.

La rápida respuesta de San Carlos y ese gol del joven Chirino digamos que “dejó las cosas igual”, igual a como Álvaro Saborío tenía el partido a favor de los norteños, lo que dio espacio a la remontada del segundo tiempo.

La hazaña y la osadía de los Toros le dará al fútbol nacional un nuevo monarca, porque, eliminado el Team, será Saprissa, que eliminó a Pérez Zeledón en una serie muy cerrada y dramática, o este San Carlos tan emotivo e “imprudente” el nuevo campeón nacional.

Queda la impresión de que estamos a las puertas de una final que presentará un fútbol abierto, dinámico, agresivo y ofensivo, estilos que retratan y definen a los estrategas Walter Centeno y el entrenador revelación del Clausura, Luis Antonio Marín, técnicos que buscan en sus discípulos la emotividad y que el buen trato del balón derrote a la táctica.

[email protected]