Tsonga hace soñar a Francia
La pista Philippe Chatrier vibró con su tenista Jo-Wilfried Tsonga, quien dio la sorpresa del torneo al eliminar a Roger Federer. Thomas Coex-AFP/La República
Enviar

Tsonga hace soñar a Francia

El tenista galo derrota a Federer y buscará ante un impecable Ferrer un boleto a la final

Francia mira con anhelo hacia Jo-Wilfried Tsonga, un lustro después de que Gael Monfils se plantara en las semifinales, es él quien se encuentra a dos partidos de emular a Yannick Noah, el último campeón local en Roland Garros.

201306042259560.a11.jpg
Todas las esperanzas francesas se sitúan en Tsonga, quien camina muy firme y aún más después de tumbar al suizo Roger Federer por 7-5, 6-3 y 6-3 en una hora y 51 minutos.
La locura se desató en la Philippe Chatrier, tras un desenlace nada común.
Casi tres décadas un tenista de piel oscura como Noah, partiendo también del sexto lugar en el ranking, en su décima presencia en un partido de cuartos, al igual que la eterna referencia gala en el torneo, llega a semifinales.
“No puedo soñar nada mejor, he jugado contra un gran campeón, alguien que lo ha ganado todo. Estoy feliz, no siempre voy a poder lograr algo como esto”, dijo Tsonga desde la pista.
Si Tsonga es la noticia positiva, la negativa es Federer. El suizo no ha logrado un solo título este año y tampoco ofrece oposición en los encuentros importantes. Roger se diluye, aunque se encargue siempre de desmentir su fin con regresos espectaculares. Para algo es Federer, él nunca se va.
“Estoy triste por la forma en que jugué hoy. He tratado de resolver la situación y Tsonga me ha puesto mucha presión. Ha servido y restado mejor que yo. No he encontrado mi ritmo. No hay excusas, estoy muy decepcionado de mi rendimiento de hoy”, expresó el suizo.
El rival de Tsonga en semifinales será el español David Ferrer, quien continúa con paso firme y de forma impecable, sin perder ni un solo set.
Ferrer despidió por la vía rápida a su compatriota Tommy Robredo, 6-2, 6-1 y 6-1, en una hora y 25 minutos para plantarse a las puertas de la final.
“Si gano será mi primera final de un Grand Slam y si no, es un partido más. Es un partido importante, pero no deja de ser un partido, no voy a meterme películas en la cabeza, ni sueños, ni una música especial. Hay cosas más importantes en la vida que un partido de tenis”, dijo Ferrer.
En el lado femenino la estadounidense Serena Williams tuvo más problemas de lo esperado para superar a la rusa Svetlana Kuznetsova. Tras un tranquilo arranque para la número uno donde solo dejó ir un juego (6-1), perdió el segundo por 3-6. En el set definitivo Serena le devolvió el 6-3 para avanzar a la final en casi dos horas donde enfrentará a la italiana Sara Errani.
“Será un partido muy difícil, es la finalista del año pasado, pero estoy muy contenta de haber superado los cuartos de final, porque siempre perdía en esta ronda”, dijo Williams.
En efecto, la estadounidense había caído en cuartos de final en París en cinco ocasiones. Williams ganó este Grand Slam en 2002 y fue semifinalista al año siguiente.
Errani, por su parte, se deshizo con más facilidad de la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta raqueta del mundo, por 6-4, 7-6(6) en una hora y 48 minutos.
La italiana nunca ha vencido a la menor de las Williams en las cinco veces en las que se han medido. La última en semifinales del pasado torneo de Madrid.

 

Dinia Vargas
[email protected]

 

Ver comentarios