Trump dice que destruirá ley que excluye a iglesias de política
Foto Bloomberg.
Enviar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió derogar una cláusula de la ley tributaria de varias décadas de antigüedad que impide que los pastores religiosos den su respaldo a candidatos, reafirmando una promesa de campaña durante un discurso pronunciado en su primer Desayuno Nacional de Plegaria, en el cual también habló de temas de política y cultura popular e incluso usó un improperio menor.

“Me voy a librar de la Enmienda Johnson y la voy a destruir totalmente y voy a permitir que nuestros representantes de la fe hablen libre y abiertamente sin temor a represalias”, dijo Trump durante el acto, refiriéndose a una medida de 1954 que tomó el entonces senador Lyndon Johnson. “Lo haré, recuérdenlo”.

Los líderes religiosos se han quejado durante mucho tiempo de que la Enmienda Johnson restringe su libertad de expresión. Trump necesitaría una ley del Congreso para derogar esa norma.

El mensaje de Trump a líderes religiosos coincidió con las restricciones de su Gobierno a la política de Estados Unidos de admitir refugiados y tuvo lugar después que Trump designó un candidato para la Corte Suprema, Neil Gorsuch, juez del Tribunal de Apelaciones que, según ha prometido, se opone al aborto.

El discurso fue no convencional desde el comienzo, por cuanto Trump usó sus comentarios para bromear sobre las convicciones políticas del capellán del Senado y los índices de audiencia televisiva de "The Apprentice", el “reality” que tenía al presidente por protagonista y productor.

“Ni siquiera sé si usted es demócrata o republicano, pero lo designo por otro año”, dijo Trump al capellán Barry Black, después de que éste pronunció las palabras de apertura. “Al diablo con eso”.

Ver comentarios