Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



GLOBAL


Trump culpa a régimen norcoreano brutal por muerte de estudiante

Bloomberg | Miércoles 21 junio, 2017

Otto Warmbier, el estudiante de la Universidad de Virginia que pasó más de un año encarcelado en Corea del Norte, sufrió a manos de un "régimen brutal". Bloomberg/La República


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó la muerte de Otto Warmbier y dijo que el estudiante de la Universidad de Virginia que pasó más de un año encarcelado en Corea del Norte sufrió a manos de un "régimen brutal".

"Por lo menos llegó a casa con sus padres", dijo el Presidente durante un evento con responsables de empresas del sector tecnológico en la Casa Blanca horas después de la muerte de Warmbier. El joven fue sentenciado a 15 años de trabajos forzados en marzo de 2016 por intentar robar un cartel político, y fue evacuado médicamente a Ohio la semana pasada.

La muerte del estudiante de 22 años eleva el riesgo de una escalada de tensiones ante los intentos de Estados Unidos de frenar el avance de Corea del Norte para desarrollar un misil nuclear que pueda alcanzar Norteamérica.

Si bien Trump ha advertido que "todas las opciones" están sobre la mesa, hasta ahora se ha centrado en presionar a China, el principal aliado y benefactor de Corea del Norte, mientras busca un entendimiento con una Administración más relajada en Corea del Sur.

La indignación pública en Estados Unidos por el cautiverio y la muerte de un estudiante universitario puede cambiar su táctica.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo que Estados Unidos responsabiliza a Corea del Norte por el "encarcelamiento injusto" de Warmbier y exigió la liberación de otros tres ciudadanos estadounidenses que aún permanecen detenidos.

"Esto hace que el avance de Estados Unidos a una apertura hacia Corea del Norte sea extremadamente difícil sin la liberación de los otros tres prisioneros, los que están en el poder utilizarán la opinión pública, y ésta impedirá una respuesta flexible”, dijo Ralph Cossa, presidente del Pacific Forum CSIS en Honolulu.

Además de los prisioneros estadounidenses, las autoridades norcoreanas tienen detenidos a seis ciudadanos de Corea del Sur y un canadiense, según el Ministerio de Unificación de Seúl.

El presidente surcoreano Moon Jae-in, quien asumió la presidencia el mes pasado, condenó a Corea del Norte por su trato a Warmbier y dijo que presionaría por la liberación de prisioneros surcoreanos.