Trump critica a todos menos a Rusia por intromisión electoral
Los mensajes de Trump sobre la investigación de Rusia se concentraron en defender la legitimidad de su victoria. Bloomberg/ La República.
Enviar

El presidente estadounidense, Donald Trump, pasó buena parte del fin de semana criticando al
FBI, los demócratas, la investigación de Robert Mueller y a su propio asesor de seguridad nacional
por los intentos de Rusia de ejercer influencia en la elección de 2016 que él ganó. Sólo Rusia se
salvó de las críticas.

Los 14 mensajes de Twitter de Trump sobre la investigación de Rusia en un lapso de 24 horas se
concentraron en defender la legitimidad de su victoria y en insistir en que ni él ni su campaña
contribuyeron al trabajo de desinformación de Rusia. Escribió que “en Moscú se ríen” de cuánto se
ha investigado la intromisión.

No hubo mensaje alguno a los rusos para que abandonaran la intromisión que se describe en las
acusaciones de Mueller del viernes, ni llamado a la acción para combatirla más allá de decir
“¡Avívate, Estados Unidos!” Sugirió que el FBI dejó pasar indicios que podrían haber evitado la
matanza escolar en Florida porque dedicaba demasiado esfuerzo a la investigación sobre Rusia.
“No es aceptable”, tuiteó Trump en medio de un fin de semana en su resort Mar-a- Lago en
Florida. “Dedican demasiado dinero tratando de demostrar que Rusia conspiró con la campaña de
Trump. No hubo conspiración. Tienen que volver a la realidad y enorgullecernos a todos”.

Los tuits de Trump comenzaron menos de un día después de que Mueller acusara a 13 rusos y
detallara cómo habían encabezado campañas en medios sociales para atacar a la rival de Trump,
Hillary Clinton, y alimentar las divisiones políticas en EE.UU. La acusación fue una voz de alarma
respecto de la facilidad con que la desinformación extranjera podía influenciar a los votantes
estadounidenses.

Trump cuestionó antes que Rusia estuviera detrás de esos esfuerzos, algo que repitió en otro tuit
el domingo al hacer referencia a un comentario durante la campaña de 2016 de que los
responsables podrían ser otros. También dijo antes que aceptaba la declaración del presidente
ruso Vladimir Putin de que no había habido intromisión alguna. “Nunca dije que Rusia no había
ejercido influencia en la elección. Dije que podía tratarse de Rusia, China o cualquier otro país o
grupo, o tal vez de un genio de 180 kilos (400 libras) que jugaba con su computadora en la cama”,
dijo Trump en el tuit. “La ‘patraña’ rusa fue que la campaña de Trump conspiró con Rusia. ¡Nunca
lo hizo!”

Trump también culpó a los demócratas. El domingo dijo en Twitter que “el pequeño Adam Schiff,
el monstruo sin control de las filtraciones” y principal demócrata de la Comisión de Inteligencia de
la Cámara de Representantes, acusa al ex presidente Barack Obama de no hacer más por detener
la intromisión rusa. Se trata de una aparente referencia a una entrevista del 16 de febrero en que
Schiff dijo que el gobierno de Obama tiene parte de la responsabilidad “por no establecer un
método disuasivo más fuerte” ante los ciberataques.


Ver comentarios