Triunfo exprés de Federer
Roger Federer busca olvidar la mala temporada con un triunfo en el abierto estadounidense, que significaría su sexto trofeo en el torneo neoyorquino. STAN HONDA-AFP/La República
Enviar

Triunfo exprés de Federer

El suizo acumula 56 participaciones consecutivas en Grand Slam

El martes fue un nuevo día en Nueva York, la lluvia que interrumpió juegos y hasta obligó a suspender otros el lunes, dio tregua al Abierto de Estados Unidos y Roger Federer pudo por fin salir a la acción.
Casi una década después el suizo se presentaba como sétimo cabeza de serie en la cancha Arthur Ashe, para sumar así su partición número 56 de forma consecutiva en un torneo de Grand Slam.
La opaca temporada de Federer lo ha enviado a puestos en el ranking mundial casi impensables, y aunque en esta temporada ha perdido partidos increíbles, ayer ante el esloveno Grega Zemlja no era el día para flaquear y así lo demostró saliendo como un huracán en busca del triunfo.
El tenista de Basilea puso las reglas sobre la cancha y dejó claro que él decidía cuándo y cómo quebrar, tanto que en apenas 48 minutos había ganado dos sets (6-3, 6-2), dominando plácidamente desde el fondo y sirviendo a un gran nivel.
Sus sensaciones, inmejorables, contrastaban con el sufrimiento del esloveno para ganar puntos, ya fuera con su saque o al resto, cuando Federer apretaba.
La tercera manga, algo más larga, repitió el contexto. Federer rompió en la segunda parte del set y sirvió para 5-3. Sin embargo Zemlja, al borde del abismo, tiró de casta para evitar que Federer cerrase el partido de nuevo por la vía rápida. Logró su único “break” del juego y alargó el duelo.
En el undécimo juego, el “expreso suizo”, nuevamente centrado, volvió a romper el saque de su rival y ya sí cerrar con un 7-5.
Federer despachó a su rival en una hora y 33 minutos de juego, al ritmo de 12 aces y 35 tiros ganadores.
Ya en segunda ronda se medirá al argentino Carlos Berlocq, verdugo del colombiano Santiago Giraldo tras cuatro horas de juego por 6-3, 3-6, 6-7 (6/8), 6-4, 6-2.
Por su parte, se despidió del cemento de Flushing Meadows el polaco Jerzy Janowicz (15), que venía de alcanzar las semifinales de Wimbledon, tras caer por 6-4, 6-4, 6-2 ante Máximo González, un argentino de 30 años y 232 peldaños detrás suyo en el ranking.
González llegó desde la fase previa y no ganaba un partido válido del tour de la ATP desde abril de 2011 en Montecarlo.
“Es la motivación que tengo, es la experiencia en saber cómo son los cosas”, dijo González. “La edad no importa”.
Janowicz, uno de los mejores sacadores del circuito, apenas sirvió tres aces y cometió 11 dobles faltas.
“Cuando sacaba sentía que me clavaban un cuchillo”, comentó Janowicz, con problemas en la espalda.
Además, el búlgaro Grigor Dimitrov (25) sucumbió 3-6, 6-3, 6-4, 5-7, 6-2 ante el portugués Joao Sousa.
Por la rama femenina, la checa Petra Kvitova (7) derrotó 6-2, 3-6 a la japonesa Misaki Doi. Hace dos años, Kvitova se convirtió en la primera campeona reinante de Wimbledon en ser eliminada en su debut en el abierto estadounidense en la misma temporada.
La italiana Sara Errani (4) sentenció un doble 6-0 frente a la australiana Olivia Rogowska, y la danesa Caroline Wozniacki (6) derrotó 6-2, 7-5 a la china Duan Ying-Ying.
La serbia Ana Ivanovic (13) y la rusa Maria Kirilenko (14) también avanzaron con contundentes victorias.

Dinia Vargas
[email protected]

 

Ver comentarios