Enviar

Un amplísimo abanico de negocios puede desplegarse apostando a los productos y soluciones amigables con el ambiente, uniendo sostenibilidad a éxito económico

Triunfan los negocios sostenibles

El ingenio del costarricense y su amor a la naturaleza se han encontrado con la tendencia mundial de cambiar hacia los “negocios verdes” con excelentes resultados.
Decíamos en este espacio ayer que el éxito ahora se llama sostenibilidad y hoy un artículo de LA REPUBLICA nos lo recuerda también.
Ahora las casas pueden techarse con material de desecho, las cajas para exportar piña son fabricadas con simulación de madera hecha a base de desechos también, y la necesidad de certificarse para tratar con el Viejo Continente abre todo un espacio de oportunidades.
Pero estos son solo algunos ejemplos del amplísimo abanico de negocios que puede desplegarse apostando a los productos y soluciones amigables con el ambiente.
En Estados Unidos, Europa y otros lugares del mundo hace mucho ya que innumerables empresas hicieron el cambio girando hacia la sostenibilidad. No solo la apremiante necesidad de ahorrar recursos naturales y no contaminar las llevó a esa ruta sino que poco a poco fueron descubriendo cómo el viraje les significaba también un ahorro económico.
Así nació en países más desarrollados la inteligente “industria verde” acompañada de los servicios que siguen la misma tendencia y en Costa Rica han tenido resultados igualmente exitosos.
Madera plástica, productos de limpieza biodegradables, sistemas informáticos que generan ahorros en el consumo de energía y utilización de desechos para generar materias primas son algunas de las opciones que se mencionan.
Son empresas que han crecido de manera importante en 2009 a pesar de la crisis y la contracción de los mercados.
Este impulso viene del sector privado, pero el estatal debe activarse en el mismo sentido sin más demora. La profesionalización de las instituciones del Estado y su transformación en entes sumamente eficientes debe hacerse incluyendo el factor ambiental.
Campañas para estimular la natural tendencia del costarricense hacia la conservación de la naturaleza deben llevarlo ahora hacia la conciencia ambiental que induzca a no contaminar, a reciclar, a reutilizar y, en definitiva, que se produzca una sinergia entre todos los sectores de la sociedad para una Costa Rica en ruta al desarrollo sostenible.
Ver comentarios