Logo La República

Jueves, 19 de septiembre de 2019



ACCIÓN


Triplete de Novak en Australia

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 28 enero, 2013

Novak Djokovic le mete el gran beso a una Copa que está saturada de caricias del mejor tenista del mundo, pues ha sido suya en cuatro ocasiones.Greg Wood/AFP-La República


Triplete de Novak en Australia

El primer Grand Slam del calendario tiene propietario con llave exclusiva

Novak Djokovic ganó por cuarta vez, tercera consecutiva, el Abierto de Australia al derrotar ayer en la final al británico Andy Murray por 6-7 (2), 7-6 (3), 6-3 y 6-2, para igualar los recientes cuatro títulos del suizo Roger Federer en Melbourne, y los mismos del estadounidense Andre Agassi.
Una plumita blanca que le estorbó el primer servicio a Murray, a mediados del segundo set y la imposibilidad de romper el saque de Djokovic, con tres oportunidades de quiebra en ese mismo set, fueron suficientes para derrumbar mentalmente al pelirrojo escocés, que se entregó

Dominante a partir de la mitad del tercer set, Novak Djokovic terminó aplastando a un Murray, frágil de mente.Greg Wood/AFP-La República

plácidamente al serbio a partir de la primera quiebra del tercer set.
A las 2.30 de la madrugada hora tica arrancó la final y por ahí nos acomodamos en un sofá casero para admirar el juego de este par de máquinas. Aunque ninguno de los dos pudo romper el servicio, sin duda que Murray jugó mejor en el set inicial, a pesar de que fue “Nole” el que pudo quebrarlo en tres ocasiones.
Andy metió “aces”, que el serbio nunca encontró, además de que el discípulo de Iván Lendl le jugó a su rival por el centro, para cortarle los ángulos de respuesta.
La táctica del inglés incomodó al campeón defensor que se desconcentró y perdió varios “games” con uno de sus puntos más fuertes, el revés paralelo. Murray ganó 16 de 19 bolas en lucha. Cada quien ganó su saque y fueron al “tie-break”, dominado diríamos que fácilmente por Murray, quien halló buen eco de los aplausos de su madre en las gradas.
El segundo set fue parecido hasta el 3-3, con ventaja Murray 30-0 y ahí apareció la plumita blanca, que lo distrajo en el saque. Andy quiso apartarla con su raqueta y finalmente un juntabolas se la llevó. De inmediato, doble falta de Murray, que mantuvo el servicio pero inició su descontrol. Los dos soberbios tenistas fueron a su segunda muerte súbita y esta vez se decantó por el serbio.
El tercer set marcó la diferencia, Andy se quedó con su rabia y Nole le rompió finalmente el servicio, primera ocasión en la final y ahí resurgió la aplanadora que aplastó en semifinales a David Ferrer e hizo lo propio con Murray, hundido mentalmente hasta la caída final, con ampolla en su pie incluida.
Gracias al evidente bajón físico de Murray en el cuarto set, aquejado por una ampolla en el pie derecho y dolores en el muslo izquierdo, el serbio se hizo con la victoria en tres horas y 40 minutos, y se convirtió así en el primer jugador en la Era Open en ganar tres veces consecutivas este primer grande de la temporada.
Djokovic suma ya seis títulos del Grand Slam. Solo le falta Roland Garros, hasta ahora terreno inexpugnable, mientras el español Rafael Nadal continúe en forma.
Nole se convierte en el rey de la capital del estado de Victoria, donde no pierde desde los cuartos de final de 2010 ante el francés Jo-Wilfried Tsonga (6-7 7-6 6-1 3-6 6-1). “Menuda alegría estar aquí en esta posición de nuevo”, dijo Novak tras recibir la copa de ganador de manos de Agassi. “Adoro esta pista y este es mi Grand Slam favorito”.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.