Enviar
Patrocinadores temen que la exposición de sus marcas pueda verse afectada por bajo rendimiento del equipo nacional de fútbol
Mal desempeño de la Tricolor inquieta al comercio
• Agencias de viajes temen perder paquetes rumbo a Sudáfrica

Karen Retana y Vanessa Chaves
[email protected]
[email protected]


El bajo rendimiento que ha mostrado la Selección Nacional no solo genera desmotivación entre los aficionados, también representa un golpe a la actividad comercial, que dicho sea de paso ha sufrido este año con la crisis financiera mundial.
Las probabilidades de que el equipo nacional de fútbol no clasifique al Mundial de Sudáfrica 2010 minan las esperanzas de empresarios de que el comercio mostrara un repunte como el presentado en otras ocasiones cuando se ha obtenido el boleto.
Se estima que la posibilidad de que la Selección alcance su pase hacia el mundial sin ir a repechaje es del 37%, de acuerdo con los cálculos de Eduardo Piza, matemático especializado en probabilidad.
En la actualidad, el equipo patrio cuenta con el apoyo de unas 15 empresas patrocinadoras, las cuales figurarían como las principales perjudicadas ante la raquítica participación en los partidos disputados.
Sumado a ello, la variación interanual de la actividad mensual económica del comercio redujo su índice en un 7,9 en julio de este año.
La tabla de salvación que ayudaría a reactivar parte de la economía es tener una selección con un buen rendimiento, ya que con ello se despertaría el interés de los aficionados y brindaría mayor visibilidad a los anuncios y promociones de las marcas.
La incertidumbre sobre el futuro de la Selección Nacional también ha perjudicado las negociaciones que se realizan con eventuales patrocinadores, quienes prefieren mantenerse al margen y esperar resultados antes de invertir.
Este capítulo resulta conocido para los miembros de la Federación Nacional de Fútbol, quienes sufrieron la desbandada de patrocinadores, luego de la triste participación de Costa Rica en el último Mundial Alemania 2006, al ocupar la posición 31 de 32 selecciones.
Otros de los negocios que se afectarían, de no obtenerse el pase al mundial, son las agencias de viajes, empresas que desde 2007 iniciaron los preparativos para ofrecer paquetes a Sudáfrica.
Dichas empresas han invertido en promoción y publicidad debido a la expectativa que se generó en un principio.
El nerviosismo invade al sector, ya que son pocas las compañías que han logrado vender sus paquetes, debido a que la mayoría de los clientes está esperando si la Selección clasifica. De no lograrse los resultados esperados, algunas agencias de viajes locales apostarán por promover sus productos en otros mercados.
Por efecto dominó, la economía se vería beneficiada con el pase de la Selección al Mundial, pues el ánimo de los costarricenses aumentaría y esto despertaría el consumismo en todo tipo de comercios.
Esto quedó comprobado con la participación de la Tricolor en Alemania 2006. En junio y julio de ese año —meses de partidos del Mundial— la variación del Indice Mensual de Actividad Económica (IMAE) mostró un repunte con respecto a los mismos meses de 2005 y 2007.
Situación similar ocurrió en el Mundial Corea Japón 2002, cuando el IMAE creció un 3,35 con respecto a julio del año anterior. Este mismo indicador de productividad venía cayendo de 2000 a 2001 en un 0,20.
Por esta razón negocios como bares y restaurantes mantienen los dedos cruzados con la esperanza de que la Selección logre un giro en sus resultados y gane frente a Trinidad y Tobago el próximo 10 de octubre.
Si el trabajo en las canchas es positivo, la clientela se contagiaría de optimismo y posiblemente preferiría disfrutar los partidos fuera de casa.
Se estima que las ventas en este tipo de comercios son un 40% más altas que en un día normal.



Ver comentarios