Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Trichet subirá los tipos si la inflación sube

Redacción La República [email protected] | Viernes 14 enero, 2011



Trichet subirá los tipos si la inflación sube

Fráncfort- Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), advirtió ayer de que subirá los tipos de interés si es necesario para frenar la inflación, pese a la crisis de endeudamiento de la zona del euro.
Trichet pronosticó, no obstante, que “se mantendrá la estabilidad de precios a medio plazo” en la zona del euro tras el repunte de la inflación en diciembre hasta el 2,2%.
Trichet consideró que la tasa de inflación de diciembre fue algo más elevada de lo esperado y que refleja “precios de la energía más altos”.
Previamente, el consejo de gobierno decidió mantener los tipos de interés en el 1% para los países que comparten el euro.
El presidente del BCE consideró que esta tasa es en este momento la adecuada.
El BCE prevé que en los próximos meses “la tasa de inflación podría subir más” y situarse por encima del 2% por los precios de las materias primas, pero que se moderará de nuevo a finales de año.
“Las expectativas de inflación permanecen firmemente ancladas en línea con nuestro objetivo de mantener la tasa de inflación por debajo pero cerca del 2% a medio plazo”, apostilló Trichet.
No obstante, Trichet dejó claro -con un tono más fuerte del que esperaban los analistas y los mercados- que el BCE actuará y subirá su tasa rectora en caso de que sea necesario para hacer frente a la inflación.
El presidente del BCE explicó que el consejo de gobierno observa una “presión al alza a corto plazo sobre la inflación debido, principalmente, a los precios de la energía”, pero que mantienen su su valoración de que los precios tenderán a estabilizarse.
En este sentido, Trichet recordó que la entidad monetaria subió el precio del dinero en julio de 2008 (hasta el 4,25%), apenas unos meses antes de la quiebra de Lehman Brothers, para garantizar la estabilidad cuando muchos expertos y los mercados se oponían.
En octubre de 2008, el BCE tuvo que comenzar a bajar los tipos de interés por el recrudecimiento de la crisis financiera.
Entre octubre de 2008 y mayo de 2009 la entidad monetaria redujo el precio del dinero hasta el 1% actual.
Una subida de los tipos de interés encarecería más la refinanciación de Grecia, Irlanda y Portugal en un momento en que estos países atraviesan serias dificultades y los mercados penalizan su deuda soberana, lo que ha disparado su rentabilidad y las primas de riesgo.
El euro subió tres centavos de dólar y superó los $1,33 después de que Trichet dijera que hay presiones inflacionistas a corto plazo.
La moneda única se cambiaba a $1,3360, frente a los $1,3060 del miércoles por la tarde.
Trichet instó a la Unión Europea (UE) a que mejore “urgentemente” el fondo de rescate para ayudar a los países que atraviesan dificultades financieras.