Trichet podría posponer subida de tasas
Enviar
Trichet podría posponer subida de tasas


Fráncfort- El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, se ha acostumbrado a decirles a los inversores qué esperar en cuanto a tasas de interés. Ahora los mercados están dictando los términos.
Trichet, inseguro en cuanto a la forma en que el creciente costo de los préstamos corporativos afectará la economía europea, podría diferir un aumento de las tasas de interés planeado para esta semana, dicen los analistas. La confianza entre consumidores y compañías ya ha acusado el golpe, mostraron los informes del 31 de agosto.
“Los mercados no se han tranquilizado lo suficiente como para que el BCE eleve las tasas”, dijo Michiel de Bruin, jefe de bonos gubernamentales en la división de los Países Bajos de la firma londinense F&C Asset Management. “Uno tiene que estar muy seguro de que no habrá un impacto de esta crisis sobre la economía real, y es demasiado pronto para decir eso”.
Los economistas dicen que Trichet va a esperar. Solo 11 de 55 encuestados por Bloomberg News predicen un aumento de un cuarto de punto cuando los 19 miembros del Consejo de Gobierno, máxima instancia decisoria del BCE, se reúnan en Fráncfort el 6 de setiembre.
“Todo el mundo esperaba un aumento de tasa en septiembre porque Trichet dio indicios de que habría uno”, dijo Stewart Robertson, economista de Morley Fund Management Ltd. en Londres. “Las cosas han cambiado. En las actuales circunstancias, sería algo totalmente descabellado de hacer”.
Trichet, de 65 años, ha advertido sobre los últimos ocho aumentos de tasas comprometiéndose a una “fuerte vigilancia” de la inflación. Usó esas palabras en una conferencia de prensa del 2 de agosto, señalando que las tasas subirían en septiembre por novena vez desde fines de 2005.
El 27 de agosto se retractó de la observación, diciendo que el BCE no está “comprometido de antemano” a unas tasas más altas. “Lo que dije el 2 de agosto fue antes de las turbulencias de los mercados”.
El Morgan Stanley Capital International World Index cedió 11% entre el 19 de julio y el 16 de agosto al encarecerse el crédito. Los costos de los préstamos interbancarios de 24 horas en Europa subieron hasta 4,62% el 9 de agosto, frente a la tasa referencial del BCE que es de 4%, llevando al banco central a inyectar efectivo en los mercados monetarios.
“Los factores económicos fundamentales aún sugieren que el BCE debe subir las tasas, pero no puede pasar por alto lo ocurrido en los mercados financieros”, dijo Sandra Petcov, economista de Lehman Brothers International en Londres. “Ha habido una sustancial reevaluación del precio del riesgo y si los bancos ajustan las pautas de los préstamos para las familias y las empresas, eso podría dar por resultado algo equivalente a un aumento de tasas”.
Para Trichet, el desafío podría ser más simple que el enfrentado por el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben S. Bernanke, quien enfrenta la presión para que reduzca las tasas a fin de apuntalar a la economía, dijo Annamaria Grimaldi, economista en Intesa Sanpaolo SpA en Milán.



Ver comentarios