Trichet espera una recuperación accidentada de la crisis
Enviar
Trichet espera una recuperación accidentada de la crisis

Bruselas -- El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo que la recuperación de la eurozona estará llena de baches y señaló que los responsables del banco no tienen prisa en retirar las medidas de emergencia para estimular la actividad.
“Todavía no es tiempo de salir”, dijo Trichet en una conferencia de prensa en Fráncfort después de que los responsables del banco central mantuvieran el tipo de referencia al mínimo récord del 1%. Aunque el BCE ayer mejoró sus previsiones y ahora espera que la economía crezca el próximo año, la recuperación “se espera sea bastante accidentada”.

Trichet está teniendo cuidado de no afectar el arranque de la recuperación de la eurozona endureciendo la política monetaria prematuramente, porque el creciente desempleo y el vencimiento de los paquetes gubernamentales de rescate podrían frenar el crecimiento económico. Aunque Trichet dijo que con el tiempo el BCE debe retirar las medidas de emergencia, añadió que no tiene planes de aumentar el tipo que cobra a los bancos en sus subastas a 12 meses sin límites de fondos.
Esa decisión “debe fomentar la ampliación del crédito a la economía de la eurozona y, por consiguiente, apuntalar más su recuperación”, dijo Trichet. En Estados Unidos, la Reserva Federal señaló en las actas publicadas el miércoles que está intentando preparar a los inversores para la expiración de algunas de las operaciones de compra de activos.
Trichet debatirá estrategias de salida y las perspectivas de la economía mundial cuando se reúna con dirigentes del Grupo de 20 naciones en Londres a partir de hoy.
El euro cayó tras los comentarios de Trichet, bajando un 0,4% a $1,4277. También dijo que el tipo de referencia del BCE es el “apropiado”, señalando que los responsables de la política monetaria no planean elevar los costes de financiación en los próximos meses.
El banco elevó ayer sus previsiones económicas para este año y el próximo, estimando que la eurozona crecerá alrededor del 0,2% en 2010 tras prever una contracción de alrededor del 0,3% en junio. Este año la economía se contraerá alrededor del 4,1%, menos del 4,6 predicho hace tres meses.
Las previsiones revisadas son las últimas que describen un panorama más favorable de la economía global. Ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos pronosticó una “modesta” recuperación para sus miembros.

Ver comentarios