Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Trichet arrastra al euro

Redacción La República [email protected] | Viernes 06 mayo, 2011



Trichet arrastra al euro

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet descartó ayer en Helsinki una subida del precio del dinero en junio, como habían especulado los mercados, y arrastró al euro por debajo de $1,46.
En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno del BCE, Trichet dejó entrever que esperará para subir de nuevo los tipos de interés probablemente hasta julio, y que no está dispuesto a acelerar el ritmo de restricción de su política monetaria dada la debilidad económica de los países periféricos de la zona del euro.
Trichet dijo que el BCE "observará muy de cerca todos los acontecimientos" con el fin de asegurar la estabilidad de precios, lo que significa que no va a incrementar el precio del dinero en junio y esperará.
Previamente, el consejo de gobierno, reunido en Helsinki, decidió mantener por unanimidad su tasa rectora en el 1,25%.
El euro cayó con fuerza frente al dólar y perdió los $1,46, el nivel al que se encontraba el 21 de abril, tras la rueda de prensa de Trichet.
La moneda única se depreció hasta $1,4579, tres centavos de dólar menos de lo que costaba la jornada anterior.
Las expectativas de un incremento del diferencial de los tipos de interés entre la zona del euro y EE.UU. ha disparado al euro desde marzo, cuando Trichet anunció que subiría la tasa rectora en abril, ya que hace más atractivas las inversiones denominadas en euros.
A comienzos de marzo, el euro costaba unos $1,3850 y se había apreciado un 7,6% frente al billete verde hasta el desplome de ayer, lo que reduce la apreciación al 5,3%.
La Reserva Federal estadounidense (Fed) dejó claro la semana pasada que mantendrá los tipos de interés en el nivel históricamente bajo de entre el 0 y el 0,25% durante un periodo prolongado para apoyar el crecimiento económico.
El consejo de gobierno del BCE se reunió en Helsinki, ya que celebra dos de sus reuniones de política monetaria fuera de su sede central en Fráncfort.
El Banco de Inglaterra también dejó inalterados los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,5%, al considerar que la economía británica no está preparada todavía para aguantar un encarecimiento del dinero.
Trichet negó que el BCE lleve a cabo ahora una política monetaria de normalización.
"Nunca uso esa palabra. No creo que tengamos una política monetaria de normalización. Tenemos una política monetaria de situar los tipos de interés en el nivel apropiado para la estabilidad de precios", dijo Trichet.
Recordó que las autoridades políticas y monetarias estadounidenses apoyaron a finales de abril un dólar fuerte en interés de EE.UU. y su economía.
Trichet también aseguró que el BCE no contempla la reestructuración de la deuda griega, y recalcó que "tenemos un plan, y esa posibilidad no es parte del plan", pero algunos expertos financieros en Fráncfort lo consideran ya algo inevitable.
Recordó que la tasa de inflación de la zona del euro subió en abril una décima hasta el 2,8%, debido al encarecimiento del petróleo y las materias primas.

Helsinki y Fráncfort