Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



ACCIÓN


¿Tricampeón o nuevo monarca?

Dinia Vargas [email protected] | Miércoles 18 mayo, 2016

La serenidad de Unai Emery y el carisma de Jürgen Klopp, dos duelos de contraste en cada banquillo. AFP/LA República


Sevilla en los últimos años ha dominado la Liga de Europa a placer. No hay rival que le haya podido competir y ahora va en busca de su tercera copa al hilo.
“La quiere y la busca”, afirma su técnico, Unai Emery, sobre la competición a las puertas de una nueva final.
En el camino ahora se encuentra con el Liverpool, del carismático Jürgen Klopp, que podría igualar las cuatro Ligas de Europa que tiene el propio cuadro español si logra ganar hoy en Suiza.
“Dos buenos equipos, dos grandes clubes, se verán las caras con un gran título en juego. Así que es como debe ser el fútbol”, resume el técnico alemán.
Esta será la primera vez que ambos se enfrenten por dicha competición, sin un claro favorito. Con un estilo de fútbol similar. Fuertes en defensa y con mucha chispa en ofensiva.
“Será un partido intenso con todas las circunstancias, pero para mí, cuanto más grande es la presión, más tranquilo me pongo”, explicó Klopp.
El Sevilla tiene la ventaja que ya está más acostumbrado a estas finales, tras las dos últimas jugadas (ante el Benfica victoria de 4-2 en penales, y 3-2 contra el Dnipro).
“Esta tercera final que jugamos consecutiva dice lo muy acertados que hemos estado y lo mucho que hemos querido trabajar esta Liga de Europa para poder ganarla”, comentó Emery.
La final está marcada por dos clubes con mucha historia, tanto en su país como fuera de él, pero también por dos aficiones que viven mucho el fútbol, lo que aumentará el ambiente en el St. Jakob Park, en Basilea.
“Apasionados”, los define Klopp. “Intensos”, los califica Emery. Tanto en la cancha como en las gradas se espera un espectáculo total en la final de la Liga de Europa.