Enviar
Tricampeón en el Rosabal
En ambiente caliente manudos celebraron a lo máximo y heredianos lloraron

Silencio total en el Rosabal Cordero y entonces el “tricampeón”, “tricampeón” comenzó a sonar. En realidad era lo único que se oía, la Liga Deportiva Alajuelense se coronaba nuevamente monarca del Campeonato Nacional. El título 27 llegaba a las arcas manudas.
Del otro lado, los jugadores heredianos buscan rápidamente el camerino, mientras sus aficionados hacían lo mismo pero hacia la calle, querían estar ya en la casa. Deberán esperar aún más para lograr el título 22, algunos hasta guardar esa camisa que ya habían comprado.
El penal de Argenis Fernández hizo que reventara el estadio. Los manudos cantando, brincaban, era tiempo de disfrutar, de celebrar.
Sin embargo, como todo juego, los locales vivían la otra cara de la moneda, tristeza, lágrimas y hasta frustración.
Desde el banquillo Fernández volvía a figurar, así que los medios lo buscaban. “Todo este año para mí fue muy difícil por las lesiones. Somos un equipo unido al cien por ciento en las buenas y en las malas”, comentó Argenis, como la clave del título.
La madurez fue su compañera cuando se encontró con la opción de darle el título a su equipo. “He aprendido mucho en mi corta vida y he aprendido grandes cosas, he madurado y eso fue fundamental”.
Entre tanto, lesionado y cambios inesperados que tuvo que realizar el estratega liguista, al final el brasileño Marcelo Sarvas se quedó con el gafete de capitán, para cerrar de gran manera la despedida de su equipo el próximo año jugará con el Galaxy en la MLS
El brasileño destacó la calma que tuvo el equipo en cada momento y dejó un mensaje: su corazón será siempre rojinegro.
“El equipo siempre mantuvo la calma y supimos jugar con la presión. Mucho se habló, que aquí mandaban ellos los florenses en el Rosabal. Nosotros somos un grupo de mucho carácter, de fuerza y eso nos llevó al título. Es uno de los días más felices de mi vida. Mi corazón es rojo y negro”, manifestó.
Más fuerte fue el mensaje del presidente alajuelense, Raúl Pinto, pero dirigido hacia la otra orilla.
“Nos dijeron que nos iban a meter ocho y todavía los estoy esperando, hasta camisas tenían ya. Este título es el que más sabe, porque se nos faltó al respeto y ahora estamos celebrando un campeonato más”, mencionó.
Por su parte, en los heredianos el dolor era más que evidente y por eso muchos prefirieron guardar silencio.
En ese camerino había de todo y como dijo Yosimar Arias no jugó por estar lesionado las palabras sobran y después de un gran campeonato les faltó el paso final.
Ahora a los florenses les toca aplicar las declaraciones del centrocampista José Carlos Cancela: “Hay que levantar la cabeza y comenzar a pensar en el próximo torneo”.

Dinia Vargas
[email protected]
Ver comentarios