Enviar
Tributos y energía plato fuerte de encuentro Arias - PLN


Por tercera vez en esta administración, diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) visitaron ayer la casa de Oscar Arias, expresidente de la República, para conversar sobre proyectos en el Congreso y otros temas.
El encuentro fue organizado por el propio exmandatario y a él acudió también Rodrigo Arias, hermano del exgobernante y precandidato liberacionista para la contienda electoral de 2014.
Pese a que la reunión era de carácter informal, lo cierto del caso es que durante la actividad, Arias y los legisladores aprovecharon para conversar sobre diversos temas de la agenda nacional, entre los que destacaron el plan de contingencia eléctrica y la reforma fiscal.
Asimismo, parte de la conversación giró en torno a las preocupaciones económicas mundiales y la eventualidad de una nueva recesión.
“La idea era conversar sobre la labor de la Asamblea Legislativa en diversos frentes. No teníamos una agenda específica, por lo que los temas fueron surgiendo; la idea era contar con una retroalimentación con uno de los líderes más importantes del partido”, indicó Luis Gerardo Villanueva, jefe de fracción de los verdiblancos.
La reunión con los líderes del PLN no debe ser vista como una prueba de deslealtad con Laura Chinchilla, presidenta de la República, ya que “es común que se den este tipo de encuentros con otros líderes”, agregó Villanueva.
En ese sentido, indicó que en el pasado la fracción había sido invitada a conversar con el también expresidente Luis Alberto Monge (1982-1986).
Los primeros legisladores en llegar a la reunión fueron Viviana Martín, exjefa de fracción, y Víctor Hugo Víquez, diputado herediano y cercano amigo del expresidente y su hermano.
Posteriormente llegaron a la reunión Villanueva, Annie Saborío, Luis Fernando Mendoza, Francisco Chacón, Fabio Molina y Alfonso Pérez, entre otros.
A la cita no llegaron todos los congresistas, ya que algunos tenían actividades programadas previamente.
En unas breves declaraciones, Arias manifestó que la reunión era solo para compartir entre amigos.
Sin embargo, ayer en horas de la mañana, el exgobernante se quejó sobre la ingobernabilidad que enfrenta el país, en parte por la gestión de la Asamblea Legislativa, la cual dura hasta dos años para aprobar un proyecto de ley.
Precisamente, el lunes anterior el Congreso avaló un impuesto de $300 a las sociedades anónimas para recaudar dinero y luchar contra el hampa, iniciativa que tenía un año y medio de estar en discusión.
Al cierre de edición, pasadas las 10.00 p.m., los congresistas aún se mantenían en la casa del exmandatario en Rohrmoser.
Francisco Chacón, coordinador de la fracción verdiblanca en temas de agenda legislativa, manifestó que este tipo de espacios de convivencia con los líderes del partido ayudan a tener una mejor visión sobre las necesidades del país.
En la actividad no participó ningún integrante del Poder Ejecutivo, pese a que Arias y los miembros del Gobierno son del mismo partido.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios