Enviar
Francisco Villalobos asumirá la Dirección General en enero
Tributación Directa con nuevo jerarca
Aumentar la recaudación en un 1% del PIB es el reto principal del próximo recaudador

Francisco Villalobos asumirá en enero la Dirección de Tributación Directa, luego de haber sido anunciado ayer por parte de Fernando Herrero, ministro de Hacienda.
Su principal reto será mejorar el sistema de recaudación de impuestos para aumentar los ingresos colectados por el fisco en un 1% del Producto Interno Bruto, dijo Villalobos tras conocer su designación.
Villalobos viene a sustituir a Francisco Fonseca, quien deja su cargo tras seis años en él, para tomar el liderazgo del proceso de reforma tributaria a iniciarse en enero próximo y cuya meta es lograr que el gasto corriente no aumente más que el PIB.
Entre otras de las tareas que Villalobos debe emprender, se encuentra la preparación de los contribuyentes para la nueva reforma fiscal, así como mejorar la percepción que tienen los contribuyentes del sistema tributario nacional.
Actualmente Costa Rica cuenta con una carga tributaria del 13% y el propósito de la reforma fiscal es llevarla al 17%, no obstante, las estimaciones de las autoridades es que lo ideal sería ampliarla al 20%.
Para lograr un aumento en la recaudación Villalobos cree necesario contar con una nueva ley, facilitar el cumplimiento voluntario de los deberes tributarios, aumentar el riesgo percibido por los evasores y desarrollar un sistema de información de primera clase.
“El régimen tributario nacional necesita un sistema de información más avanzado, que permita realizar de una forma más ágil el pago de los impuestos, algo que está contemplado en el proyecto de Tributación Digital, pero que aún no se ha logrado concretar”, según Villalobos.
La nueva reforma tributaria busca un cobro de impuestos más equitativo, que a su vez sea más simple y que además tenga la capacidad que el gobierno necesita.
Entre los principales cambios anunciados se encuentra una reforma del impuesto sobre la renta, el cobro a las ganancias de capital y un nuevo apartado de contención para el gasto del gobierno que congelará la cantidad de plazas estatales y eliminará las que se desocupen.
Entre los rubros se propone incluir el impuesto de ventas a algunos servicios que hasta el momento estaban exentos de este, como los de salud y educación privada. Dentro de este punto se valorará el aumento del impuesto de ventas, pasando de un 13% actualmente a un 15%, pero todo dependerá de los diputados.
Villalobos tiene ante sí la meta de reducir la evasión del pago de los impuestos, pues la disminución de la evasión ocasionaría por sí misma un aumento de la recaudación de un punto porcentual del PIB en los próximos cuatro años.

Sofía Ramírez
[email protected]
Ver comentarios