Enviar
Tribunal revoca beneficio a Alemán

La sentencia obliga al ex presidente de Nicaragua a estar recluido en su casa hacienda El Chile

Managua
EFE

La sala penal 1 del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) confirmó ayer la condena de 20 años de prisión por lavado de dinero y otros delitos contra el ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán y revocó el beneficio que le permitía movilizarse por todo el territorio.
Así lo acordaron dos de los tres magistrados de la sala penal 1 del TAM, que rechazaron una apelación presentada por la defensa del ex mandatario contra la sentencia emitida por la juez Juana Méndez en diciembre de 2003, que condenó a Alemán a 20 años de cárcel.
El fallo que confirma la condena al ex gobernante (1997-2002) fue rubricado por las magistradas Ileana Pérez y Ángela Dávila, ambas de tendencia sandinista, y no contó con el aval del magistrado Rafael Avellán, de inclinación liberal, que calificó la decisión de “amañada”.
Los jueces también revocaron el régimen de convivencia familiar del que el ex gobernante Alemán gozaba desde el 25 de julio de 2005 y que le permitía movilizarse por todo el territorio nicaragüense.
La sentencia del TAM obliga a Alemán a estar recluido en su casa hacienda El Chile, a 26 kilómetros al sur de Managua, “bajo medidas restrictivas” debido a que padece de enfermedades crónicas que lo clasifican como un reo valetudinario.
Las visitas que recibirá Alemán deberán ser de acuerdo con las modalidades y frecuencias que establece el Sistema Penitenciario Nacional y la administración de los reos, sin perjuicio de que se facilite cuando su estado de salud lo requiera, señaló la jueza Pérez, en una rueda de prensa.
Alemán fue condenado el 7 de diciembre de 2003 a veinte años de cárcel por lavado de dinero, fraude, malversación de caudales públicos, asociación e instigación para delinquir y delito electoral en perjuicio del Estado.
Mientras la jueza Pérez leía la sentencia que ratificaba la pena contra Alemán, el magistrado Avellán protestaba y descalificaba la misma, al considerarla “sin ningún valor”.
Tras dar a conocer el fallo, las magistradas se retiraron de la sala, mientras que Avellán insistía en que es “una monstruosidad jurídica” porque no lo tomaron en cuenta para redactarlo.
La sentencia de las dos magistradas del TAM se produce en medio de una crisis institucional que tiene enfrentado al Ejecutivo que preside el sandinista Daniel Ortega y los diputados opositores de la Asamblea Nacional.
La crisis se originó por la creación de los polémicos Consejos del Poder Ciudadano (CPC), que la oposición considera una reedición de los Comités de Defensa Sandinista (CDS), creados en los años 80 para que funcionaran como “oídos y ojos” de la revolución sandinista, y para controlar y vigilar a los ciudadanos.
El opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que lidera Alemán, adelantó que esa sentencia contra el ex mandatario es una “trama” del presidente Ortega, quien presiona a la oposición por su reelección.
Según el portavoz del PLC, Leonel Teller, el sandinista Ortega “está preocupado” por su reelección presidencial, debido a que no ha logrado conseguir 56 votos para reformar la Carta Magna y establecer la sucesión presidencial.
La Constitución nicaragüense prohíbe la reelección presidencial inmediata.
Ese cuerpo de leyes puede ser reformado con el voto favorable de 56 de los 92 diputados. Los sandinistas suman 38 diputados electos, más dos aliados, y el PLC, 26 diputados. Los otros 26 son opositores.
Ver comentarios