Enviar
Tres horas para Costa Rica

Ernesto “Teto” Rodríguez fue la carta silenciosa pero sólida para que la competencia quedara en el país

Daniel Chacón/La República

Los pronósticos señalaron al Supra de Javier Quirós, pero este no pudo terminar ninguno de los heats en la GT1. La sorpresa fue Ernesto Rodríguez, esta fue su mejor presentación, luego de tener múltiples problemas con su vehículo. En la categoría GT2, el ganador fue el puertorriqueño Angel Clemente, en la GT3a Amadeo Quirós y en la GT3b Marco Castro.
En la GT1, Rodríguez demostró calidad de manejo y recuperó el auto, que era quizá de las máquinas más viejas en la pista, pero la más confiable. En el primer heat, salió segundo y desde la arrancada se coló primero. Javier Quirós “jugó” con él un rato, pero supo defender la posición.
El trinitario Daniel Ramoutarsing se metió en la pelea y enfrentó a Quirós y su Supra. Mientras ambos perdían segundos en el duelo, Luis Rafael Méndez tuvo el tiempo para acercarse.

Los tres intercambiaban posiciones y cuando Quirós parecía repuntar al segundo lugar, perdió el control en una curva y cayó a la trampa de arena. Aunque el auto quedó en perfecto estado, la trampa de arena le impidió salir de nuevo al circuito.
El auto de Ramoutarsing falló al final, probablemente por el esfuerzo en su duelo con el Supra. En las últimas vueltas, apareció el puertorriqueño Edilson Llutch Jr —ganador en 2007 en Estados Unidos— y le arrebató el lugar a Méndez.
El segundo heat se corrió después de un descomunal aguacero. “Teto” repitió la buena actuación del primer heat y dominó la competencia de principio a fin.
Al ser esta una carrera combinada con todos los autos modificados, los GT1, GT2 y GT3 se mezclaron. En el calor de competencia, Sirhan Wabe con un auto GT3 se metió a competir con los GT1.
Primero, rebasó a Luis Rafael Méndez, luego trató de hacer lo mismo con Daniel Ramoutarsing, pero este le opuso mayor resistencia. Wabe casi pegaba su búmper con el del trinitario, pero detrás, Javier Quirós hacía lo mismo con él.
En la curva del lago, Ramoutarsing disminuyó un poco la velocidad, Wabe lo tocó levemente y también redujo y Quirós no pu
do reaccionar, los chocó y los tres salieron de la pista.
El golpe los afectó a todos, si bien regresaron a la pista, poco a poco debieron abandonar. La pérdida la sufrió el público, porque los tres estaban poniendo el espectáculo en la pista.
Jorge “Koki” Trejos tuvo poca participación en el primer heat, pero en esta segunda largada, ya no tuvo problemas con la caja de cambios y fue otro en los últimos 45 minutos.
Luis Tomás Méndez —hijo de Luis Rafael— ocupó el tercer lugar del podio en este segundo heat.
En la GT2, el puertorriqueño Angel Clemente impidió que el veterano nacional, Carlos “Kikos” Fonseca obtuviera el triunfo en su retorno al automovilismo.
Clemente ganó el primer heat y quedó último de su clase en el final. “Kikos” por el contrario, no pudo terminar en el primero y en el segundo se llevó la bandera de cuadros de la clase. Por promedio, la fecha quedó en manos de Clemente, seguido por Fonseca y en la tercera posición Mariano Ramírez.
Lo mejor de estas Tres Horas Costa Rica HSBC es que regresan los corredores de primer nivel a nuestro país y que los pilotos nacionales den la talla.
Los records de la GT1 y la GT3 quedaron en el olvido y los límites para el automovilismo nacional ahora serán otros. La próxima vez que estos bólidos toquen pista será el 17 y 18 de mayo, cuando se celebre la Copa Diana en el circuito del Autódromo La Guácima.
Ver comentarios