Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Trentin bate a Sagan

Dinia Vargas [email protected] | Sábado 12 julio, 2014

Peter Sagan (de verde) se quedó corto y Matteo Trentin aprovechó para robarle el triunfo casi en la línea de meta.Jeff Pachoud-AFP/La República


Trentin bate a Sagan

Foto-finish dictó sentencia en un frenético cierre en Nancy

“Llegará mi día”, aseguraba Peter Sagan con desilusión tras pasar la meta como segundo por tercera vez en este Tour de Francia, esta vez fue el italiano Matteo Trentin, el compañero de Marc Cavendish, quien se dejó la victoria en un triunfo que se decidió con foto-finish.
Cuestión de milímetros. La pelea entre Trentin y Sagan precisó de “foto de llegada”, y esta eligió al italiano de 24 años, que se apuntó su segundo triunfo en el Tour. De paso amargó a Sagan.
“El resultado era muy ajustado y pensé que era Sagan quien había ganado. Le he felicitado y, luego, me han dicho que había ganado yo. Es una gran felicidad. Dos triunfos en mis dos primeros Tours es algo increíble”, indicó el ciclista del Omega, quien dio así una especie de homenaje a Cavendish, su líder el que debería haber impulsado, pero que no estaba debido a que se cayó el primer día y tuvo que abandonar.
“Este triunfo es para Mark y para todos mis compañeros. Somos un grupo muy unido y gracias a ello hemos conseguido esta victoria”, añadió.
La etapa, larguísima (234,5 kilómetros), tenía dos cotas interesantes en los últimos 20 kilómetros, suficientes para animar la carrera. Las fugas murieron pronto porque el pelotón no les dejó hueco.
La primera cota vivió sin ataques, pero con la noticia de que  Tejay Van Garderen se fue al suelo.
El americano, líder del equipo BMC, se enganchó con un compañero, pero nunca alcanzó a recuperar terreno, perdió 1:03 en meta con el resto de favoritos.
Su compatriota Andrew Talansky no cedió tiempo pero también se dio contra el suelo de forma espectacular en la recta final, y más ciclistas lo hicieron en los últimos kilómetros.
Los líderes de la clasificación general también se atacaron en el último repecho, después de que prendiese la mecha el ciclista francés Cyril Gautier. Matteo Tosatto, lo hizo para su jefe Alberto Contador, cuando aceleró en la cuesta y estiró al pelotón en fuertes proporciones de modo que se proyectaran en cabeza de carrera Contador, el maillot amarillo Vincenzo Nibali, Alejandro Valverde y Sagan.
Nibali no le dio ni un pequeño respiro a Contador, siempre pendiente.
“Creo que Alberto está bien. Hoy (este viernes) le hemos visto que en dos puertos de cuarta ha probado a los rivales y cada día está delante para evitar riesgos. Eso es señal de que va bien”, comentó el líder.
Entonces en los últimos cinco kilómetros, Greg Van Avermaet atacó y Sagan, muy proactivo, salió a su rueda. 
Para desgracia de ambos, el Omega Pharma logró organizarse un poco a través de Michal Kwiatkowski, un fenómeno de la bicicleta que lo mismo baila sobre los adoquines que gana contrarrelojes o brilla en la montaña.
La fuga murió, Sagan se reintegró al tren del sprint, donde Kwiatkowski lanzó a Trentin.
Sagan empezó el cierre en tercera posición y llegó a la línea de meta a la par de Trentin. Un gesto del italiano parecía indicar que, por fin, el líder indiscutible del maillot verde iba a estrenar su casillero de victorias en este Tour.
Pero la foto-finish aclaró las cosas: Trentin había ganado por menos de diez centímetros.
“Queda mucha carretera por delante y espero que la suerte me sonría”, señaló el checo.
Una victoria de mucha clase para el italiano en una etapa muy exigente, y una derrota dura para Sagan. Le queda el consuelo de la clasificación de la regularidad, que tiene encarrilada ya en la primera semana. La tensión entre los favoritos se quedó solo en eso, y Nibali sigue vestido de amarillo antes de que empiecen las pruebas más exigentes.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR