Enviar
Falta voluntad política
Tren moderno es posible
Servicio Tram Tren atendería casi 400 mil personas
Costa Rica tiene todas las condiciones para encarrilar un tren moderno, que mejore el enredado modelo de transporte público.
Además, el sistema propuesto cuenta con el respaldo de la población, y hasta de los empresarios autobuseros.
Sin embargo, la poca voluntad política podría enrumbar el proyecto ferroviario a descansar en el archivo.
La viabilidad de un tranvía para el país fue revelada por un estudio elaborado por técnicos españoles a encargo del Estado, el cual fue divulgado recientemente.
De prosperar el proyecto, en dos años los habitantes del Valle Central podrían estarse desplazando en un Tram Tren.
Eso es un tren eléctrico, con características de tranvía, es decir capaz de circular por las calles de una ciudad, y a la vez de tren, apto para circular por una línea ferroviaria convencional.
Este servicio tendría un potencial para transportar unos 384 mil usuarios mensuales, casi 13 mil por día, según el análisis.
El sistema atendería las cuatro provincias del Valle Central, incluyendo 13 cantones y 51 distritos y no sería necesario expropiar un solo lote para echar a andar el tren moderno.
El servicio pasaría a menos de 500 metros de ocho universidades, cuatro centros comerciales, cinco hospitales y tres estadios.
Además, podría utilizar los rieles actuales para el nuevo servicio, con algunos arreglos y contribuiría a reducir la contaminación al operar con electricidad y reducir las presas.
El 97% de las personas consultadas en la última encuesta de CID Gallup para LA REPUBLICA, se mostró encantado por este medio de transporte.
Ni siquiera los autobuseros se oponen al concepto, por considerar que sería un complemento al servicio de autobuses
Lo importante en este caso es que el Gobierno cree algunas terminales de autobuses, que interconectaran con el tranvía, dijo Oscar Ramírez, gerente de la empresa Busetas Amarillas.
En lo que al financiamiento se refiere, hay varias posibles fuentes, siendo una de ellas el fondo de $100 millones, que otorgó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para poner en marcha la truncada concesión del tren eléctrico a Heredia.
Sin embargo, el Tram Tren no es un proyecto prioritario en la agenda gubernamental, que considera que el proyecto total tendría un costo $250 millones.
Además, el Ministerio de Transportes pretende destinar el dinero del BID a la reparación de vías y no en el impulso del transporte masivo.
Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios