Enviar
Habrá una estación al norte de la iglesia
Tren llegará a la Basílica

Servicio ayudará a evacuar romeros

El tren de pasajeros aliviará el dolor de cabeza que les produce a los romeros el poder salir de Cartago después de la peregrinación del 2 de agosto.
Ello porque es un hecho que se contará con una parada adicional en las cercanías de la Basílica de los Angeles.
Eso facilitará el acceso y salida desde ese templo.
El nuevo andén se ubicará al norte de la plaza de la Basílica, por lo que los devotos solo tendrían que caminar unos cuantos metros para abordar el tren.
Salir de Cartago en ferrocarril será más rápido que hacerlo en otro medio, tomando en cuenta que tiene prioridad de paso y una vía exclusiva.
Para llevar el tren hasta el templo no será necesario construir una nueva vía, pues la línea ya existe y solo habrá que rescatarla del asfalto que le fue colocado encima.
Esos trabajos, así como la construcción del andén ferroviario cerca de la Basílica le corresponderá realizarlo a la municipalidad brumosa.
Los trabajos ya están en marcha con un presupuesto de $1,4 millones aprobado al municipio, reconoció Rolando Rodríguez, alcalde del cantón central.
El plan comprende un paso adoquinado desde el centro de la provincia hasta la Basílica y el acondicionamiento de la vieja estación del ferrocarril.
Por otra parte, las tareas de reparación de la vía férrea serán responsabilidad del Incofer, informó su presidente Miguel Carabaguíaz.
Pese a los trabajos adicionales que habrá que realizar para llevar el tren a la Basílica, el inicio de las operaciones se mantiene para diciembre.
Solo un atraso en la importación de los trenes desde España podría demorar que los cartagineses puedan disfrutar el tren a finales de año, dijo Carabaguíaz.
Las máquinas se están ajustando al ancho de vía nacional y se están pintando en el Viejo Continente.
Hasta que esas obras no se realicen y se prueben, no se pueden importar.
En cuanto a la reparación de la línea férrea entre la capital y la Vieja Metrópoli, actualmente se trabaja en dotarla de mayor seguridad y confort.
Para ello las cuadrillas trabajan en nivelarla y alinearla, mejorar los peraltes y colocarle piedra encima para una mayor estabilidad.
La reapertura del tren de pasajeros hacia la Vieja Metrópoli busca ofrecer a los cartagineses una opción más rápida para viajar a la capital.
Eso porque está demostrado que la Florencio del Castillo, ruta actual entre ambas ciudades, es una de las más saturadas del país.
En las horas de mayor tránsito un conductor puede tardar hasta 55 minutos debido a la congestión que se produce en algunos tramos.
Cuando esté operando el tren, en cambio, se estima que el viaje desde San José hasta Cartago se hará en menos de 40 minutos entre estación y estación.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios