Enviar
Tren brasileño genera interés en Europa

El ministro de Fomento de España, José Blanco, ratificó ayer el “firme interés” de su país por participar en el desarrollo de trenes de alta velocidad en Brasil, que en su fase inicial deberán unir las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo.
Blanco se reunió ayer en Brasilia con el ministro de Transporte brasileño, Paulo Sergio Passos, a quien expuso la “gran experiencia” acumulada por España desde 1992, cuando fue inaugurado el primer tren de alta velocidad de la península ibérica.
“España es uno de los primeros países (del mundo) en kilómetros construidos” de líneas ferroviarias de alta velocidad y cuenta con “tecnología propia”, lo cual la coloca “en las mejores condiciones para poder competir” en la licitación que será convocada en Brasil, declaró Blanco a periodistas.
El ministro dijo que España participará en la licitación “para construir y operar el tren de alta velocidad con un consorcio”, al que se prevé que sean incorporadas empresas brasileñas del área de la construcción civil.
La línea entre Río de Janeiro y São Paulo tendrá una extensión de 510,8 kilómetros, que según el proyecto serán recorridos por un tren con capacidad para alcanzar una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora.
El tren, cuyo coste ha sido calculado en cerca de $20 mil millones, prestará servicios en un corredor que aglutina a unas 40 millones de personas, que suponen alrededor del 20% de la población brasileña.
Además de España, ya han manifestado su interés en el proyecto empresas de Japón, Corea del Sur, China, Francia, Austria y Alemania, dispuestas a participar en una puja que abarcará desde la construcción del tren hasta su operación por un período de 40 años.
Según el proyecto inicial la obra debería estar concluida para el 2014, cuando Brasil será sede del Mundial de fútbol.

Rio de Janeiro /EFE
Ver comentarios