Enviar
Aumentos en hidrocarburos obligan a empresarios a buscar alternativas para reducir consumo


Transportistas buscan nuevas rutas hacia el ahorro

• Empresas han logrado reducir gasto en hasta ¢1 millón por mes, por cada 20 unidades

María Krystal Echeverría
[email protected]

El constante aumento en el precio de los combustibles no solo ha generado inconformidad entre consumidores, sino que también ha golpeado a los transportistas, quienes han tenido que aplicar nuevas estrategias para hacer frente a los gastos.
Tradicionalmente gran parte de las alzas en los hidrocarburos son financiadas con ajustes en las tarifas; sin embargo, la queja es que a veces esto no alcanza, razón por la cual los transportistas han comenzado a tomar medidas desde el punto de vista del ahorro, para poder costear el combustible de las unidades.
“Nos pusimos de acuerdo con la organización Ecoenergía para ver cuáles eran las alternativas de ahorro. Es un proyecto en el que se le enseña al chofer de bus a conducir económicamente. Primeramente capacitamos solo 20 conductores y logramos ahorrar cerca de ¢1 millón por mes” mencionó Alex Alvarez, copropietario de Auto Transportes Moravia (AMSA).
Ecoenergía, organización sin fines de lucro, ha logrado introducirse en el mercado de transportes con soluciones como capacitación en ahorro de combustible mediante charlas y asesorías que faciliten un mejor uso de los recursos energéticos.
“El proyecto nació porque debíamos cambiar la cultura del transporte para obtener beneficios ambientales, financieros y empresariales, entre otros”, declaró José Ross, director de Ecoenergía.
Profesionalización del Transporte es el nombre del proyecto impulsado por la organización que busca a corto plazo realizar un cambio en la cultura nacional que permita elevar los niveles de calidad, así como lograr ahorros importantes en el consumo de los hidrocarburos.
La iniciativa ya ha sido empleada exitosamente en otras empresas de transporte público como la Cámara de Transportes de San José, el Consorcio Operativo del Este y Ecodesarrollo.
Mediante la implementación del curso, los choferes son instruidos en temas como técnicas de ahorro de combustible, conducción segura, adaptación al cambio y servicio al cliente.
En el caso de AMSA, el proyecto ayudó a que la compañía alcanzara un nivel de ahorro de combustible de unos 1.000 galones por semana.
“Es difícil invertir en cursos, y más ahora que cada vez se incrementan más los gastos. No obstante se deben llevar a cabo, porque el ahorro es sustancial. Si los 50 choferes que trabajan con nosotros tuvieran el curso, ahorraríamos el costo de dos autobuses por mes” aseguró Alvarez.
Asimismo, Consorcio Operativo del Este, encargada de las flotas de Sabanilla, Zapote, Cedros, Santa Marta y Granadilla, implementó la capacitación de 130 choferes durante tres meses y logró buenos resultados.
“Sólo en el primer año luego de llevar a cabo el proyecto ahorramos ¢5 millones en combustible, pero también logramos mejorar el mantenimiento de los buses debido a que la condición de manejo de los choferes mejoró”, concluyó Andrés Arenas, encargado de Gestión Ambiental y Combustibles de la compañía.

Ver comentarios