Enviar
Central rehúsa revelar anticipadamente demanda de divisas del sector público
“Transparencia sí, ingenuidad no”
• Los bancos pierden cuando baja el tipo de cambio y también ocurre lo contrario, dijo Francisco Gutiérrez
• Central descarta por ahora eliminar las bandas pues considera que a nadie le hacen daño

El sistema de bandas fue defendido por enésima vez por Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, quien por ahora descarta su eliminación.
Tiene 18 meses de ser irrelevante, puesto que no ha requerido la intervención del Banco Central ni en el techo ni en el piso. Al iniciar una subida alejándose del piso, ayer el tipo de cambio pareció confirmar este axioma.
El banquero central que ayer hizo un balance de la economía en los primeros tres meses de 2010, dijo que “las bandas no están haciéndole daño a nadie”.
Muchas de las criticas al esquema provienen de algunos banqueros y exportadores, pero cuando se indaga sobre sus principales preocupaciones, estas tienen que ver con la compra de divisas que realiza el sector público, a través del Instituto Costarricense de Electricidad, la Caja de Seguro Social o la Refinadora Costarricense de Petróleo.
No obstante, los montos anticipados de las compras de dólares del sector público, no los revela el Banco Central. “Somos transparentes, pero no ingenuos”, dijo categóricamente, arguyendo que eso nadie lo hace por estrategia y porque se presta para afanes especulativos.
La información del Central sobre transacciones, posturas en tiempo real y toda la que es requerida se suministra a diario, dijo.
Hay incertidumbre en el mercado, alegan algunos agentes. Pero el sistema de bandas trasladó, precisamente, a los agentes económicos (bancos y empresas) el riesgo cambiario, para lo cual Gutiérrez recomienda un portafolio equilibrado o neutro entre colones y dólares.
Hay bancos que tienen totalmente dolarizado su patrimonio por instrucciones de su casa matriz y ellos saben claramente que si baja el tipo de cambio incurren en pérdidas. “Allá la estrategia de cada banco”, dijo Gutiérrez.
La concentración en el Monex, el mercado mayorista donde compran y venden la moneda extranjera, por vía electrónica, los bancos, financieras, cooperativas, casas de cambio, puestos de bolsa, empresas y personas es una de las causas que impiden el desarrollo de instrumentos para protegerse del riesgo cambiario (coberturas), según algunos banqueros como Leonel Baruch, de BCT, y Gerardo Corrales, de BAC San José.
El Central considera que es la volatilidad la que hará que prosperen las coberturas para que los agentes se protejan de la volatilidad cambiaria. “Hoy hay más interés en estas que hace un año”, señaló.
Estaría dispuesto a intervenir para eliminar la volatilidad entre las bandas, pero no para detener la dirección que lleva el tipo de cambio, explicó Gutiérrez por otra parte.
Asimismo, explicó que la volatilidad en Costa Rica, de menos de un 2,2%, es muy reducida respecto al yen o la libra esterlina, y también con respecto a otras monedas latinoamericanas como el real, el peso mexicano, el peso colombiano y el sol peruano, países que tienen sistemas parecidos al de Costa Rica.
A pesar de todo el país se mueve hacia una flotación, lo que tiene más relevancia que estrechar las bandas como proponen algunos sectores. “Lo importante es migrar hacia un esquema que nos permita tener más instrumentos para controlar la inflación que es a fin de cuentas la tarea principal del Banco Central”, añadió Gutiérrez.
Otra de las ventajas de las bandas ha sido sostener la tasa de interés por debajo del 12%, ya que con las minidevaluaciones esta subió hasta un 35%.
El nuevo sistema cambiario es donde se enfocan las principales acciones que ha tomado el Banco Central para administrar o restringir la liquidez del sistema. Asimismo, el diseño de un mercado de liquidez integrado, el uso de la tasa de interés como principal instrumento de política monetaria, mayor participación en subastas y ventanillas a través del mercado de valores y, recientemente, una propuesta de encaje a los fondos de inversión financieros.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios