Enviar
Castro advierte que comparecencia en Congreso sobre lío con Nicaragua podría afectar a Costa Rica
“¿Transparencia o tontería?”, alega Canciller
Oposición solicita intervención, pues supuestamente jerarca “no habló con la verdad”

La idea de ir a rendir cuentas ante la Asamblea Legislativa sobre el manejo que le ha dado al conflicto con Nicaragua no es algo que le agrade al canciller René Castro. Principalmente, porque sus palabras le pueden costar caro a Costa Rica en este litigio.
El jerarca de Relaciones Exteriores teme que la información que difunda a los diputados sea utilizada por el vecino del Norte para sacar ventaja en la disputa por la costarricense isla Portillo-Calero.
Esto, tomando en cuenta que sus declaraciones fueron utilizadas por los diplomáticos nicaragüenses en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, tras la primera vez que acudió al Congreso para explicar a la Comisión de Ambiente las implicaciones del dragado en el río San Juan.
En aquella oportunidad, el Canciller propuso a los legisladores una reunión sin actas para, a su juicio, evitar que Nicaragua pudiera tener algún argumento en contra de Costa Rica.
Sin embargo, la rendición de cuentas ocurrió en setiembre del año pasado y volverá a repetirse en los próximos días —aún no tiene fecha definida.
Tras la noticia de que tendrá que volver a comparecer, Castro volvió a advertir a los diputados sobre las consecuencias que su intervención puede traer al país.
“Ahora insisten en el mismo procedimiento. Es eso patriotismo y transparencia o más bien tontería y dar argumentos e información al adversario”, escribió Castro en la red social Facebook, el domingo pasado, refiriéndose al tema.
No obstante, el diputado Claudio Monge, del partido Acción Ciudadana, quien pidió la rendición de cuentas, argumenta que es necesario que explique su actuación en el conflicto, pues en el pasado informó una situación que no se apegó a la verdad de los hechos.
“En setiembre dijo que el país tenía estudios del dragado y aseguró que este no iba a afectar territorio nacional. Pero después nos dimos cuenta de que no era cierto, pues en La Haya dijo que el país carecía de estudios y sí hubo afectación en suelo nacional”, manifestó el legislador rojiamarillo.
Asimismo, señaló que Castro no debe tener temor en que la información sea utilizada por las autoridades nicaragüenses, ya que no se le preguntará por las estrategias futuras, sino por lo que hizo en el pasado.
“La situación que vivimos es una irresponsabilidad de la Cancillería, encabezada por él, porque no acató las observaciones que le hicimos en este tema. Además nos omitió información y no nos dijo la verdad”, añadió Monge.
El año pasado, antes de que se suscitara la invasión militar y la destrucción ambiental en Portillo, Castro había afirmado que los trabajos de dragado que el gobierno del vecino país iba a realizar en el río San Juan no ocasionarían daños al territorio nacional y que Costa Rica tenía estudios que así lo demostraban.
Esta declaración la diplomacia nicaragüense la utilizó como prueba tanto en la Organización de Estados Americanos como en La Haya. Esa versión luego fue desmentida por Castro en la Corte de Justicia.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios