Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



TÓPICOS


Transformaciones pendientes

Camilo Salgarriaga [email protected] | Lunes 15 mayo, 2017



Transformaciones pendientes

Durante los últimos años, Costa Rica ha mostrado indicadores macroeconómicos estables, como resultado de medidas exitosas en cuanto a la política monetaria, cambiaria y financiera, y de un entorno internacional poco volátil. No obstante, desde la crisis económica de 2009, el desbalance fiscal ha sido recurrente.

Como medida para hacer frente a la crisis de esa época, el país implementó una política fiscal expansiva, es decir, un aumento en el gasto público para dinamizar la economía doméstica. No obstante, contrario a lo que recomienda la teoría de hacer una expansión en gastos transitorios como inversión pública, el país aumentó el gasto permanente (salarios y plazas).

Esta situación es sumamente desfavorable, ya que el gasto público en Costa Rica era de por sí poco flexible. Aunado a lo anterior, según los datos del Ministerio de Hacienda, actualmente el 88% del presupuesto nacional financia ciertos mandatos constitucionales o legales, es decir, desde la Asamblea Legislativa se establecieron disposiciones legales que deben ser cubiertas por el Gobierno central. En parte, es de suponer que esas obligaciones legales que se incluyeron en el presupuesto nacional, responden a demandas ciudadanas para el Estado, es decir, como sociedad demandamos del Estado una provisión importante de bienes y servicios. El problema central radica en que no se previera para esos casos un aumento en las contribuciones. Esto ha ocasionado un déficit fiscal importante, que ha tenido que financiarse con deuda.

El reto que tenemos enfrente es, pues, el de dar una solución al desequilibrio fiscal, para lo cual la estrategia que impulsa Carlos Alvarado, Precandidato del PAC, se fundamente en tres ejes: contener del gasto público, modernizar la estructura tributaria y profundizar la lucha contra la evasión.

En el primer eje, Carlos Alvarado ha acumulado experiencias importantes desde su accionar en el Ministerio de Trabajo. Por primera vez, en décadas, fue posible negociar a la baja las convenciones colectivas de Japdeva, Recope, Banco de Costa Rica entre otras. Además, gracias a su determinación, fue posible implementar los recortes las pensiones de lujo que se pagan con recursos del Presupuesto Nacional.

El siguiente eje sigue siendo un reto pendiente, ante la imposibilidad de avanzar de manera responsable en la actualización legal de la estructura impositiva. Hacer más eficiente la recaudación de impuestos indirectos (pasar de ventas a valor agregado), y avanzar en una mayor progresividad de los impuestos son parte de las transformaciones que impulsará Carlos en su Administración.

Finalmente, en lo relativo a reducir la evasión fiscal y cobrar mejor los impuestos existentes, le corresponderá al gobierno de Alvarado implementar reformas importantes que sí se lograron aprobar, como es el caso de la Ley para mejorar la lucha contra el fraude fiscal.

Las transformaciones pendientes no son sencillas, lo cual se hace evidente al revisar que desde los años 90 no se hacen cambios significativos a la estructura tributaria ni al gasto público. Entender la urgencia de avanzar hacia el equilibrio fiscal facilitará los acuerdos nacionales que se requieren para, finalmente, lograr la estabilidad macroeconómica en todos los frentes.

Camilo Saldarriaga es jefe de campaña de Carlos Alvarado