Enviar
Contrato obligaba a empresa a entregar paso entre Santa Ana y Ciudad Colón en mayo
Tramo de vía a Caldera con más de tres meses de atraso
Como castigo concesionaria no puede cobrar peaje hasta que entregue obras concluidas

El tramo de la carretera a Caldera entre Santa Ana y Ciudad Colón sufre un atraso de tres meses y medio.
Sin embargo, es algo que más bien reconforta a los usuarios ya que mientras no esté terminado, la empresa a cargo de la concesión no podrá cobrar peaje. Por contrato ese trayecto de unos 12 kilómetros debió entrar a operar en mayo pasado, conjuntamente con el tramo que va del Gimnasio Nacional a Santa Ana.
El atraso lo confirmó la propia ministra de Obras Públicas y Transportes, Karla González, durante una visita que realizó a las instalaciones de LA REPUBLICA la semana anterior.
Al realizar un recorrido sobre el sector que todavía se encuentra en construcción, se observa que el principal atraso en el proyecto está en la ampliación del puente sobre el río Agres, el cual se ubica en las cercanías de Multiplaza Escazú.
Sobre la sanción por la demora, González detalló que no existe ninguna sino que “el propio atraso es el castigo” pues la compañía concesionaria no podrá empezar a cobrar peaje hasta que el Gobierno no reciba las obras concluidas.
En la última actualización de las tarifas del peaje de Ciudad Colón se fijó un monto de ¢160 para los vehículos livianos y motos.
Sin embargo, aunque no se haya empezado a cobrar, el Gobierno intenta rebajarlo a la mitad, al darles la razón a los vecinos del cantón de Mora en cuanto a que la tarifa del peaje es “muy alta”.
Para hacerlo, no obstante, se requiere que la compañía que maneja la carretera desde enero de 2008, asienta en percibir menos ingresos por concepto de peaje.
Los cobros por el uso de ese camino fueron incluidos en el contrato y desde que este fue aprobado por la Contraloría General de la República se convirtió en ley.
El mismo contrato señala que solo es posible modificar las tarifas para ajustarlas a las cifras de la inflación internacional —que se realiza una vez al año— así como a la devaluación del colón sobre el dólar —que se debe calcular cada tres meses—.
LA REPUBLICA intentó conocer hasta qué punto está anuente la empresa concesionaria en aceptar la propuesta del Gobierno para rebajar las tarifas del peaje.
Sin embargo la firma consultora en comunicación que sirve de intermediaria entre los medios de prensa y la concesionaria respondió vía escrita que “Autopistas del Sol no se referirá, por el momento, al tema”.
A la empresa se le plantearon tres preguntas: si estaba dispuesta a bajar la tarifa, las razones del atraso en la construcción y también si tenía un estimado de cuánto habría dejado de percibir por los más de 105 días que tiene de no poder cobrar el peaje a los conductores.
Autopistas del Sol es una empresa de capital mayoritariamente español, la cual tiene a cargo la operación exclusiva y el mantenimiento del nuevo camino al Pacífico durante los próximos 19 años.
La carretera a Caldera comprende tres secciones, la primera de ellas entre San José y Ciudad Colón está concluida a medias, mientras que la otra entre Orotina y Caldera ya se encuentra en operación.
Por su parte, el último tramo, entre Ciudad Colón y Orotina deberá estar listo a más tardar en julio del año entrante, ya que por tratarse de un tramo nuevo se le concedió año y medio a la empresa para que lo construya.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios