Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



NACIONALES


Trabas dificultan negociaciones con UE

Natasha Cambronero [email protected] | Jueves 25 junio, 2009



Europeos se muestran inflexibles en ingreso de productos sensibles centroamericanos
Trabas dificultan negociaciones con UE

Pese a que Centroamérica ha soltado un poco las riendas en las negociaciones de cara a un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE), su cierre podría verse obstaculizado por la rigidez de los europeos.
La región propuso flexibilizar el ingreso de lácteos, quesos y calzado, entre otros productos, con el objetivo de que se le dé una cuota al azúcar; sin embargo, el Viejo Continente se mantiene reacio a abrir este mercado.
Esta situación ha generado dudas sobre si se podrán finalizar las negociaciones en la semana del 6 al 10 de julio en Bruselas, como se tenía previsto o si el cierre se quedará para el último cuatrimestre del año.
“No nos podemos casar con una fecha, estamos cerca de lograr el cierre, tenemos indicios de que este podría darse en julio, pero igual se podría postergar a setiembre u octubre”, argumentó Roberto Echandi, jefe negociador costarricense.
Costa Rica es una de las naciones más interesadas en que se permita el ingreso de azúcar, actualmente las exportaciones de este insumo al Viejo Continente son casi nulas, ya que cada tonelada métrica debe pagar $400 en aranceles.
“Existe un lobby político muy fuerte, especialmente en el sector azucarero, hay un costo muy fuerte que Europa tiene que pagar por abrir su mercado azucarero y está haciendo todo lo posible por no abrirlo”, añadió Echandi.
En el caso de productos como el banano o las carnes que son importantes para Centroamérica, todavía no se ha negociado su ingreso, pero se tiene previsto que se haga antes de que finalice la semana.
No obstante, en el marco de la ronda técnica que se está llevando a cabo en Bruselas, se determinó que los europeos no podrán tener mayores privilegios en patentes, ni en concesiones radiofónicas y televisivas de los que dice la legislación nacional.

Natasha Cambronero
[email protected]