Enviar

La restricción al crédito impuesta por el Banco Central, limitará el crecimiento del sector privado, mientras que el gasto público sigue incrementándose, en lo que podría ser un difícil panorama para 2013


Tope a crecimiento de sector privado

Las nuevas medidas tomadas por el Banco Central, de poner tope al gasto privado para evitar una burbuja crediticia, indican que habrá cambios para el sector productivo. La restricción impuesta limitará ahora su crecimiento y esperemos que esto no signifique una reducción del empleo.
El sector público en cambio continuará tan abultado como está, ya que por el momento, no hay restricciones a este gasto, que es la causa principal del problema que tiene el gobierno, que aumenta cada vez más su déficit.
“El año pasado usted podía pedir créditos en colones y dólares para cualquier fin productivo o de consumo, sin ninguna limitante”, dice una nota de este medio hoy. “Ahora los bancos tienen la orden de no crecer en su crédito más del 12% anual hasta el 31 de octubre”.
Pero quienes antes pedían créditos en dólares, se verán obligados ahora a pedirlos en colones debido a la restricción. Y conforme haya más demanda de colones subirá la tasa de interés para esta moneda.
No obstante, por el momento pareciera que esto no será mucho problema dado que el gobierno, que ha venido manejando la situación mediante tácticas temporales, logró bajar esas tasas a finales del año pasado. Esto le deja espacio para incrementarlas un poco de nuevo.
No obstante, al llegar a esa situación el gobierno se verá obligado a buscar más tácticas para seguir manejando el problema de un modo tal que no significa su verdadera solución.
Hay quienes piensan que en año electoral no se han querido enfrentar las medidas que se deberían tomar en el sector público y que tendrían, probablemente, un costo político.
Sin embargo, hay quienes piensan que no hacerlo de todos modos tiene ese mismo costo. Los costarricenses tienen bastante claro que cuentan con un caro sector público que al mismo tiempo no resuelve sus problemas con eficiencia.
En todo caso, esta es la realidad que deberemos enfrentar este 2013 y lo mejor será que nos preparemos a hacerlo con claro conocimiento de cómo se está manejando la macroeconomía y cuál será el costo o beneficio para cada quien.
Quizás, una de las opciones a tomar en cuenta, como dice nuestra nota de hoy sobre el tema, sea venderle al Estado, que es quien seguirá teniendo un poder adquisitivo creciente.
 

Ver comentarios