Toman alemanes medidas anticrisis
Enviar
Toman alemanes medidas anticrisis

Los trabajadores industriales de Alemania se preparan para una desaceleración mundial evaluando medidas que se utilizaron por última vez durante la crisis financiera para salvar puestos de trabajo, dijo Berthold Huber, presidente del mayor sindicato europeo del sector manufacturero.
“La experiencia de 2008 nos enseñó que una economía puede frenarse en un brevísimo período de tiempo y, como sindicato, debemos estar preparados para eso”, señaló Huber, presidente de IG Metall, en una entrevista en Fráncfort el 4 de julio. “Para tal eventualidad, necesitamos medidas anticrisis. Alemania no va a poder desacoplarse de una tendencia económica descendente en Europa”.

El desempleo alemán aumentó en los últimos tres meses, poniendo fin a dos años de caída que llevaron la tasa de desempleo al nivel más bajo desde la reunificación. Como la crisis de deuda soberana de Europa está frenando el crecimiento mundial y reduciendo la demanda de productos alemanes, Huber dijo que IG Metall ya está en conversaciones con la industria manufacturera para evaluar la necesidad de medidas especiales.
Las medidas, que tendrían que ser aprobadas por los legisladores, incluyen alargar el lapso durante el cual las personas pueden trabajar con horario reducido, medidas impositivas para estimular la demanda interna e incremento de las inversiones en investigación y desarrollo, según Huber, cuyo sindicato representa a unos 2,25 millones de trabajadores de compañías como Daimler AG y Siemens AG.
Alemania limitó el aumento del desempleo durante la crisis con un programa patrocinado por el Estado lanzado en 2009 que permitía a las empresas acortar la semana de trabajo para reducir costos mientras el gobierno pagaba parte de los jornales restantes. El programa de trabajo de corto plazo perdió sentido cuando se elevó la demanda de personal, informó el Organismo de Trabajo.
Las compañías de toda Europa están buscando la manera de reducir costos en momentos en que la desaceleración económica de la región da señales de profundizarse.
El desempleo de la eurozona se elevó a 11,1% en mayo, un récord, con tasas de 24,6% y 15,2% para España y Portugal respectivamente. En Alemania, la tasa de desempleo ajustada fue de 5,6%, según la oficina de estadísticas de la Unión Europea.
Aunque la expansión económica de Alemania ayudó a la zona euro a evitar una caída en el primer trimestre, la mayor economía de Europa desde entonces ha mostrado crecientes indicios de una desaceleración.
La confianza de las empresas alemanas cayó al nivel más bajo en más de dos años en junio y la de los inversores sufrió el mayor descenso en catorce años.

Bloomberg

Ver comentarios