Todos contra Nibali
Mientras Astana buscará cuidar a su líder Vincenzo Nibali (el tercero), Richie Porte tratará de aprovechar cualquier error para atacar.Lionel Bonaventure-AFP/La República
Enviar

Todos contra Nibali

Al llegar al ecuador del Tour el italiano comienza a quedarse sin rivales

Diez etapas han trascurrido ya del Tour del Francia, y durante su transcurso el italiano Vincenzo Nibali se ha quedado solo entre la lista de favoritos que partían el sábado 5 de julio de la salida en suelo londinense.

201407152118180.a33.jpg
Ya ni el inglés Chris Froome ni el español Alberto Contador están en la lucha, ambos han dicho adiós a la posibilidad del título tras sendas caídas.
Nibali, quien llegaba tras una temporada bastante regular y hasta algunos expertos ni lo nombraban en la lista de favoritos, ahora tiene todo a su favor para lograr coronarse en los Campos Elíseos el domingo 27 de este mes.
Tras el primer día de descanso, ayer, el italiano llega hoy a la etapa 11 con un colchón de más de dos minutos sobre su siguiente rival, Richie Porte.
También se ve que su equipo está fuerte para cuidarlo y físicamente el italiano pasa su mejor momento.
Sin embargo, Nibali prefiere apuntarse al tren de la paciencia, no deja que anide en su entorno la euforia y mira la segunda parte del Tour como un maratón de largo recorrido. No en vano, el arco del triunfo de París está a 1.879 kilómetros, faltan por subirse Alpes y Pirineos y una última contrarreloj de 54 kilómetros que no es su terreno favorito.

“Hay muchos rivales que también han llegado con ambición y son peligrosos. No hay que subestimar a nadie”, aseguró el ciclista del Astana.
En su horizonte todavía quedan dos llegadas en alto en Alpes y otras dos en Pirineos, además de una etapa de alta montaña en este último macizo. La montaña en este Tour se acaba en el Hautacam, el único puerto que acierta a citar el italiano cuando le preguntan por sus citas más complicadas.
Mientras tanto sus rivales han ido cambiando conforme se desarrolla la carrera, ahora se trata de Porte, quien se quedó con el reto de ser el líder de Sky ante el abandono de Froome y el otro, Alejandro Valverde de Movistar, siempre ha estado ahí pero ha tomado un mayor protagonismo.
“Hay que atacar, está claro, pero no de cualquier manera ni en cualquier sitio. Habrá que atacar en el lugar y momento oportuno para tratar de hacer daño a los rivales”, afirma el español, que está a 2.47 y que, sin renunciar al triunfo final, reconoce que su objetivo es subir al podio de París.
Lo cierto es que el Tour, ya tampoco sin el tetracampeón mundial contrarreloj, Fabián Cancellara —quien prefirió mirar hacia otros objetivos—, disputará hoy su etapa 11 de 187 kilómetros entre Besançon y Oyonnax, factible para que exista fuga.
Sus puertos puntuables están en la segunda mitad de la etapa. En 30 km combinarán cuatro puertos, tres de 3ª categoría y uno de 4ª. El descenso del Côte d’ Echallon los llevará hasta la meta.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR



Ver comentarios